Menu
RSS

El peligro del populismo para el Sector Minero-Energético Featured

  • Written by 

Alexander Pope, un poeta británico, dijo que “el que dice una mentira no se da cuenta del trabajo que emprende, pues tiene que inventar otras mil para sostener la primera”.

“Los psiquiatras y psicólogos modernos tienen amplios estudios sobre el comportamiento de un mitómano, por ejemplo, Recientemente neurocientíficos de la Universidad de California del Sur también hallaron que el cerebro de los mentirosos compulsivos es ligeramente diferente de quienes suelen decir la verdad: tiene hasta un 26% más de sustancia blanca en la corteza prefrontal. La sustancia blanca interviene en la transmisión de información, por lo que estos investigadores consideran que un mayor volumen implicaría una mayor capacidad cognitiva para procesar las mentiras y manipular. De hecho, en algunos casos las historias que cuentan los mitómanos están muy bien hilvanadas y resultan creíbles ya que contienen un gran nivel de detalles, lo que denota que la persona ha estado procesando cuidadosamente esa información”. Tomado de:  https://www.elpradopsicologos.es/blog/mitomania-mitomano-mentiroso-compulsivo

Cuando un mentiroso patológico es una persona del común representa un potencial peligro para su entorno inmediato, sin embargo, cuando es alguien que aspira a dirigir un país, el peligro es de dimensiones insostenibles.

Este es el caso de Gustavo Petro, un exguerrillero del M19 que estuvo preso por casi 16 meses, y fue condenado por porte ilegal de armas y material explosivo, y en esa carrera como miembro activo del M19, ( el mismo grupo que quemó el palacio de justicia por orden del cartel de Medellín) empezó su manía  profesional como mentiroso compulsivo y  empezó a mostrarse como un líder del movimiento  guerrillero y a promocionar su carrera política, basado en la mentira que era uno de sus líderes , cuando en realidad era simplemente un “ carcelero”, alguien de poca monta, como lo expresa el columnista julio Bahámon Vanegas,  en su columna de opinión del diario del Huila ( octubre 20  de 2021).

Ese es el mentiroso patológico que lidera las encuestas en nuestro país, y su obsesión por la mentira es la piedra angular de sus propuestas como candidato presidencial, propuestas envilecidas y disfrazadas de progresistas, pero que no resisten el mínimo análisis sobre su sostenibilidad ni económica, ni social, ni ambiental. Empecemos por analizar los últimos debates del Mitómano empedernido.

En uno de los debates de la semana anterior el candidato Petro afirmo que el presidente Duque había “expropiado” 600 mil empresas en Colombia, me pregunto, es en serio?, como los otros candidatos no cuestionan una afirmación tan absurda y traída de los  cabellos, y permiten que diga semejante estupidez, con el agravante que los seguidores de este mentiroso consumado, le creen lo que dice, y esto representa un peligro para nuestra sociedad, porque salen a las calles convencidos que el gobierno dio una orden para que 600 mil empresarios, se fueran a la quiebra por algún “ capricho”. Capricho sí, pero inventado por estados febriles de un  candidato que sin ruborizarse desconoce que su plan de gobierno, dicho además en plaza pública, es expropiar la banca, el agro , la minería, el petróleo, los hidrocarburos y todo lo que para él en su resentimiento social representa “ la clase privilegiada”, pero no nos equivoquemos, en los países que han aceptado ideologías de izquierda, la expropiación comienza con los grandes,  pero en la medida que va avanzando, sigue con los medianos y sin ningún apremio termina con los pequeños empresarios, recuerden que el objetivo único de esta ideología es la ESTATIZACION de la economía. En plena pandemia el gobierno ordenó el confinamiento como una medida para enfrentar un virus del cual desconocíamos casi todo, pero dejo a los alcaldes locales la potestad de manejar sus ciudades, el señor Petro evita mencionar que fueron los alcaldes que representan la izquierda( amigos de él), en ciudades como Cali, Bogotá, Medellín, quienes más beligerancia mostraron cuando el gobierno de Duque quiso acabar los confinamientos y abrir nuevamente el comercio y las empresas, lo acusaron de “neoliberal” sin consciencia y Claudia López , megáfono en mano pregonaba en Bogotá que primero era  la salud que la economía.

 

El candidato de la mentira y el engaño afirma como su principal propuesta la eliminación del petróleo, los hidrocarburos y la minería durante el primer año de gobierno. Si nos detenemos en la producción petrolera del país en año corrido noviembre 2020 – octubre 2021, el promedio de acuerdo a cifras de la ANH fue de 737.920 Bpm esto significa que a precios de esta semana (U$ 90 dólares la referencia Brent en promedio) estaríamos dejando de producir y vender U$ 24.240 millones de dólares al año por solo petróleo no producido,  a esto súmele el efecto de tener que importar petróleo para el consumo interno de las refinerías de Ecopetrol, para suplir la demanda de gasolina, de fuel Oil,  y otros derivados de petróleo, es decir que mínimo tendríamos que importar aproximadamente el 43% de la producción de petróleo,  que es el consumo actual en Colombia ( fuente:https://es.theglobaleconomy.com/ ) palabras más , palabras menos necesitaríamos disponer del presupuesto nacional alrededor U$ 10.423 millones de dólares para suplir la demanda interna, el efecto neto es que en nuestro presupuesto para atender obras de infraestructura, pago a maestros, protección social de familias de escasos recursos, gratuidad de educación y demás gastos sociales, tendríamos un hueco de U$ 34.663 MILLONES DE DOLARES, por esa “ brillante propuesta” del candidato que a punta de mentiras  es líder en las encuestas.

No voy a detenerme en analizar cada uno de los minerales que exporta Colombia, Detengámonos en el Carbón, al que el candidato ha declarado “enemigo público número uno”, el carbón es el mineral que más exporta Colombia, hacia países que hoy están liderando la transición energética (Europa, Japón, ) que públicamente reniegan de los combustibles fósiles, pero que en su canasta energética dependen en más del 40% de su consumo para generación de energía. La producción de carbón en los diez años anteriores a la pandemia fue de 83.540 millones de toneladas en promedio, esto significa que si tomamos  de referencia que enero y septiembre del 2021,  el carbón ha registrado una cotización de USD 171,7 y una tendencia al alza ( fuente:  https://www.analdex.org/2021/09/21/el-precio-del-carbon-supera-niveles-historicos/) Colombia dejaría de recibir U$ 14.343 millones de dólares por este concepto, lo que nos daría un déficit total, sumando solo petróleo y carbón de U$ 49.006 MILLONES DE DOLARES.

Por más mentiras y cuentos chinos que eche el candidato mitómano, no veo cómo va a reponer esos ingresos para la nación, ¿con aguacates, ¿con turistas?, tal vez los extranjeros prefieran venir a ver a los señores de “la primera línea” patrocinados por el candidato, que ir al mundial de Catar, pero de cualquier manera recibiríamos en el mejor de los casos 3 millones de aficionados que muy difícilmente cubrirían un 5 % de lo que dejaríamos de producir.

Totalmente insostenible la propuesta del señor Petro de acabar con la industria minera y del petróleo en Colombia, pero su mentira tiene convencidos a una buena porción de jóvenes, que no se atreven (como tampoco los precandidatos de otros partidos) a preguntarle ¿cómo va compensar esos U$ 49.006 millones de dólares anuales que dejara de recibir el país?

Tampoco se atreven a preguntarle que pasara con el mas de 1 millón de empleos que se perderán en el sector, empleos de calidad,  que son hoy los mejores remunerados en Colombia, que traen riqueza a familias de clase media, que mejoran la calidad de vida de estos trabajadores; ¿qué van a hacer los más de 3 millones de contratistas y empleados indirectos que generan estos dos sectores, les va asignar “granjas “para que cultiven?, cuál será el criterio del señor Petro para reasignar los recursos faltantes por esta estúpida propuesta, hay que cuestionarle cuál es su plan en concreto, que va a recortar del presupuesto?, que espera recibir con su nuevo modelo económico?.

La segunda propuesta del candidato de la “Colombia Humana” tiene que ver con subir los Aranceles en 3 sectores “claves” para él, como son: el agro, los textiles y las manufacturas, como una estrategia para generación de empleo.

Empecemos por decir que uno de los grandes problemas que tiene hoy el agro en nuestro país, es la falta de mano de obra, y no es porque hayan disminuido las áreas cultivables, más bien tiene que ver con la migración de los jóvenes hacia los núcleos urbanos, la inseguridad generada por las disidencias de las Farc, el ELN, los narcos, paramilitares  y demás actores violentos del país,   nuestro campo es un territorio de viejos, y sí le preguntan a cualquier campesino, su respuesta será que “los jóvenes no quieren trabajar la tierra”.

De acuerdo con el DANE En 1er semestre de 2019, Colombia tenía 4.329.016 de hectáreas sembradas”, en el mismo informe y de acuerdo a la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA).: el grupo de agroindustriales, donde se encuentran café, palma de aceite, caña para azúcar, caña para panela, cacao, soya, algodón, entre otros, registró la mayor participación con 48,7% equivalente a 2.108.128 hectáreas; seguido de los cereales que representaron el 13,4% con 580.986 hectáreas.

Estos dos subsectores están principalmente en cabeza de empresarios del campo, a los que el candidato Petro se refiere como “terratenientes”, afirmando en muchas ocasiones en plaza pública su intención de devolver el campo a los campesinos, lo que significa básicamente expropiar a estos empresarios y seguramente entregar mediante algún criterio que no ha dicho y del que nadie ha sido capaz de preguntarle, las tierras cultivadas y productivas a no sabemos exactamente quién.

Pero lo más desproporcionado que ha dicho en los últimos debates es subir los Aranceles como una medida para generar empleo.  No creo que exista un economista serio que piense que esta estrategia es efectiva para la generación de empleo y que además pueda implementarse sin consecuencias inmediatas, sobre todo cuando su implementación implica como mínimo el incumplimiento en los acuerdos comerciales firmados por Colombia y que generarían sanciones dolorosas para el país, en mundo globalizado, donde hasta China (que fue pobre durante más de 70 años por una economía cerrada al comercio exterior) lo ha entendido y en los últimos 30 años ha puesto su economía a competir en el libre comercio, pero en el mejor de los casos, la respuesta inmediata  de subir aranceles traería  un efecto cascada, donde aquellos países que exportan  hacia Colombia, manufacturas, textiles, e insumos para el agro, también subirán los aranceles a nuestras exportaciones agrarias,  principalmente al café colombiano, lo cual golpearía directamente a miles de campesinos que verían como la federación nacional de cafeteros, principal comprador del café de estos campesinos, dejaría de ser competitiva a nivel internacional, dejando de comprar cosechas que se perderían por falta de comprador y obviamente empobrecería aún más el campo colombiano. Estoy seguro que el señor Petro, no sabe que el sector de alimentos y bebidas, representa solo el 8,4 % de las importaciones colombianas que ingresaron entre enero y noviembre del 2021 (Fuente DANE-DIAN), lo que represento el valor más alto en este rubro en los últimos diez años, lo que registran las cifras de importaciones agrarias corresponden principalmente a insumos como, abonos, urea, pesticidas, fungicidas, etc., subir los aranceles a estos bienes, traería un aumento escalonado de los costos de producción para el campesino, que en la mayoría de los casos no tendría como cubrir, obligándolo a buscar alternativas  y empujándolo en las manos de las mafias que dominan hoy los cultivos ilícitos, estos si pueden aguantar incrementos en los aranceles de los insumos, de tal forma que lo que dice hoy Petro de arrebatarle mano de obra a las mafias, mediante el incremento de aranceles, tendría exactamente el efecto contrario.

Pero además lo que muestran las cifras del DANE en los últimos 26 años, es que la balanza comercial del sector agropecuario de Colombia ha sido súper habitaría (positiva), lo que significa que exportamos mucho más de lo que importamos, esto se traduce en que cualquier medida de incremento arancelario traería más daños que beneficios al sector agrario, otra mentira insostenible del candidato Petro.

En el periodo de enero – julio de 2021, las exportaciones de productos agropecuarios fueron de USD FOB 3.774,2 millones, presentando un crecimiento de 18,3% frente al mismo periodo de 2020. Los principales productos que aportaron al crecimiento fueron: Productos animales y vegetales en bruto n.e.p. (21,4%), legumbres y frutas (20,5%) y Café sin tostar (13,7%). (FUENTE: DANE).

Subir los Aranceles a los productos importados por el sector agropecuario, o al sector textil, o de manufacturas, en momentos en que la economía mundial enfrenta una escalada inflacionaria, que además empieza a verse en el aumento de precios de productos básicos en nuestro país, es darse un tiro en la frente, pero  de seguro el candidato Petro,  dirá que es un “complot” de las grandes mafias de economistas colombianos que buscan desprestigiar su campaña, evadiendo lo importante y generando  una nueva mentira, que sus seguidores muy juiciosos replicaran en redes sociales y él  buscará con urgencia la ayuda de la corte internacional de derechos humanos para protegerlo de la persecución, corte que fallará a su favor y ya sabemos cómo continua esta historia.

Sin embargo, el problema inflacionario es mundial y pasa por una serie de factores, casi todos derivados de la pandemia: primero, la crisis de contenedores que por obvias razones encareció el comercio mundial, las grandes compañías navieras del mundo tuvieron que esperar semanas enteras en los principales puertos para cargar y/o descargar sus mercancías, enviando a las “nubes” los precios de los  fletes, Segundo, los enormes flujos de dinero que los bancos centrales inyectaron  a las economías durante la pandemia, y los estímulos fiscales que los gobiernos establecieron para mitigar sus efectos (de la pandemia), tercero: el  rápido crecimiento de la demanda mundial, como efecto de la recuperación económica. A estos factores se le adicionan, la escases de mano de obra en algunos países industrializados, el aumento de los precios de la energía, los escases de semiconductores para la industria tecnológica, además de factores internos en cada país.

Encarecer los insumos de estos sectores vía el incremento de Aranceles, disparara aún más los efectos inflacionarios en Colombia, y controlar la inflación abre la disyuntiva sobre que es más importante: crecer económicamente después de los estragos dejados por la pandemia, o permitir que los precios escalen generando más pobreza e inconformismo sobre todo en las clases menos favorecidas.

 El candidato Petro promulga en todos los escenarios la eliminación del carbón y el petróleo de la economía nacional, aunque en el último debate ya puso para el petróleo un plazo de 12 años, la realidad es que en la mayoría de sus intervenciones lo que ha dicho es que desde el primer día de su gobierno dirá no a la exploración petrolera y a la minería de carbón. La justificación, aunque suene muy bonito, (combatir el cambio climático) es absurda e incongruente, veamos por qué.

El plan de un país como Alemania, que nos lleva años luz en materia de transición energética arranco en los años 90 y se consolido a partir del 2000 con la promulgación de la Ley de Energías Renovables.“El objetivo de Alemania es lograr mayormente la neutralidad climática hasta el 2045. Se aspira a que ese año, por lo menos el 80 por ciento del abastecimiento de electricidad y el 60 por ciento de todo el abastecimiento energético en Alemania provengan de energías renovables. Hasta el 2022 serán apagadas sucesivamente todas las centrales atómicas. Desde 2019 funcionan solo seis centrales atómicas.” - Fuente: (https://www.tatsachen-ueber-deutschland.de/).

Si nos detenemos a observar, Alemania aspira a que el 60% de su matriz energética sea a partir de renovables en el año 2045, es decir 45 años después de promulgar la ley sobre energías renovables, pero además el gobierno alemán es consciente de la imposibilidad de tener en este periodo de tiempo una economía 100% libre de   combustibles fósiles, (un remanente de 40% en su matriz energética). El señor petro piensa hacerlo en 12 años.

Veamos el otro lado del espectro, China el mayor aportante de CO2 en el mundo, representa con un tercio del total. La industria siderúrgica y cementera por sí solas generan más carbono que toda la Unión Europea, aproximadamente el 60% de su electricidad se produce aun en centrales de carbón, y su número continúa creciendo.

“En su hoja de ruta, las capacidades de las renovables en la generación de electricidad, esencialmente la solar fotovoltaica y la eólica, se multiplicarían por siete entre el 2020 y 2060, hasta representar cerca del 80% del total.” (https://gestion.pe/mundo/aie-china-puede-acelerar-la-transicion-energetica-y-saldria-beneficiada-noticia/).  Es decir, en 60 años China espera que el 80% de su matriz energética sea en renovables. Petro promete el 100% en 12 años.

En EEUU entre el 2001 y 2017 la generación de electricidad es dominada por los combustibles fósiles, Gas 32%, y Carbón 30%, mientras que nuclear represento el 20%, la generación hidroeléctrica un 7%, la generación eólica un 6% y Solar un 5%.

La principal economía en mundo es también la líder en renovables, y su enfoque es diametralmente opuesto a los que piensan dejar nuestras riquezas en el subsuelo y aborda el tema del cambio climático desde una perspectiva positiva:

 

 

" Para luchar contra el cambio climático, el Departamento de Energía apoya la investigación y la innovación que hacen que las tecnologías de energía fósil sean más limpias y menos dañinas para las personas y el medio ambiente. Estamos tomando medidas responsables para reducir la contaminación por carbono, desarrollar la producción nacional de energía renovable y ganar la carrera mundial por la innovación en energía limpia. También estamos trabajando para aumentar drásticamente la eficiencia de los electrodomésticos, los hogares, las empresas y los vehículos" FUENTE: https://www.energy.gov/science-innovation/climate-change

Esto es lo que debiéramos pensar como país, no dejarnos convencer por este tipo de candidatos, que vienen  a endilgarse responsabilidades ambientales , sin ningún conocimiento, mediante promesas mentirosas que son imposibles de cumplir, o alguien en su sano juicio puede pensar que Colombia con su escaza capacidad de investigación y desarrollo, puede en 12 años pasar su matriz energética de fósiles   a renovables, cuando los países más desarrollados trazan planes  a más de 40 y 50  años ? ,  con el agravante que el “plan” de Petro dejará miles de empleados en la calle y destruirá millones de dólares de ingreso para el país, ( U$ 49.006 millones de dólares), sin que exista una propuesta seria  de restitución de esos ingresos,  por lo que al final producirá  una estampida de las empresas del sector minero energético, como sucedió en Venezuela, o el señor Petro se atreverá a negar, que en menos de  20 años se destruyó completamente la industria petrolera de Venezuela, que producía más de 3 millones de barriles al día de petróleo, y la dupla Chaves -  Maduro la pusieron a producir 500 mil barriles, todo por la expropiación forzada de los recursos naturales.

Por estas razones es que un candidato mentiroso representa un peligro para la estabilidad económica del país y para la seguridad de nuestras generaciones futuras. Por estas razones jamás votare por Petro.!

 

CARLOS MOJICA M 

ECONOMISTA

DIRECTOR -  PAISMINERO

 

Additional Info

  • MSRP: price
  • Genre: Action
back to top