Menu
RSS
  • ¿Cuándo subirá el precio del ACPM? Esto dice el ministro de Hacienda

    El titular de esta cartera, Ricardo Bonilla, recalcó que la decisión de incrementar este combustible debe tomarse de forma concertada.
    Siguiéndole el paso a los ajustes en la gasolina, se está evaluando el incremento que tendrían las tarifas del diesel (ACPM) este año. Esto con el objetivo de cerrar el déficit que acumuló el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc).
     
    Si bien aún no se ha establecido una fecha ni un valor, el presidente de Ecopetrol, Ricardo Roa, señaló que se prevé que el precio del ACPM se incremente entre $2.000 y $3.000 a lo largo del 2024. Pero, ¿qué dice el Gobierno?
     
    Durante una intervención en un debate de control político en la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, señaló que la decisión de subir el valor de este combustible se debe tomar con calma. En especial, si se consideran las implicaciones que dicha alza tendrá sobre el transporte masivo y el de carga. 
     
    "Nosotros seguimos reuniéndonos con el gremio de transportadores y mirando las condiciones en que se pueda dar ese ajuste”, destacó Bonilla. 
     
    En ese sentido, el titular de la cartera precisó que las tarifas del diesel no se incrementarán este mes de marzo. 
     
    El Minhacienda también explicó que si bien es necesario hacer el ajuste para hacerle frente al hueco en las finanzas que se mantiene en el Fepc, no se puede tomar una determinación sin concertación. “Los trasportadores no pueden ajustar todos los meses los fletes”, agregó. 
     
    Cabe recordar que el precio del ACPM se ha mantenido sin ajustes, ubicando el precio por galón en $9.065. En ese orden de ideas, el Gobierno Nacional está trabajando en una mesa técnica con representantes de transportadores de carga y pasajeros para acordar una solución y reducir el subsidio que se otorga a este combustible. 
     
    Por Portafolio.
  • ¿Sube el Acpm en mayo? El Viceministro de Transporte y MinHacienda se contradicen

    Mientras el viceministro de Transporte dijo que un posible incremento se vería en mayo, el ministro de Hacienda negó la posibilidad.
    Durante el último día del congreso de la semana Arpel- Naturgas, el viceministro de Transporte, Carlos Eduardo Enríquez, y el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, hicieron referencia a las conversaciones en torno al aumento del precio del Acpm, sin embargo, se contradijeron en sus versiones.
     
    El viceministro de Transporte fue enfático en que esperan tener una reunión las próximas semanas, y que desde el Gobierno no se ha hablado de hacer aumentos de $2.000 o $3.000.
     
    “Hasta el día de hoy, en ningún momento el Gobierno nacional ha dicho nuestra propuesta de subirle $2000 o $3000. Eso no existe hoy dentro del acuerdo (…) esperemos que en las dos siguientes semanas ya podamos tener una mesa final para definir de cuánto sería ese incremento”, señaló Enríquez.
     
    En cuanto a la fecha de la reunión, también indicó que “estamos a días de, si no se toma la decisión la próxima semana, se esperaría ya para que a finales de mes se haga un posible incremento que sea efectuado en el mes de mayo”.
     
    Sin embargo, fue allí en donde hubo discrepancias entre los funcionarios, pues Bonilla señaló que el aumento no se dará en mayo, asegurando que quienes firman la decisión son el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Minas y Energía, por lo que, según él, el Ministerio de Transporte no tiene incidencia allí.
     
    Discusiones del incremento
     
    En el encuentro, el viceministro aseguró que habrá incremento, pero que el manejo no será como el que se dio con la gasolina, por los sectores que sentirán más el ajuste en el precio.
     
    “Lo que se ha concluido en el primer punto es que habrá un incremento. Digamos, esa es la idea de no pensar que se harán incrementos como la gasolina, que fueron desgastantes de $200, de $300, de $400, porque a diferencia de la gasolina, el transporte de carga tiene que hacer una negociación con diferentes sectores, tanto los que proveen la carga como los que la reciben, para hacer una negociación de flete”, dijo Enríquez.
     
    Allí, aseguró que lo que ya está acordado es que será un solo incremento, y que el sector del transporte de carga ha hecho una propuesta de un piso, “donde ellos dicen que queremos que sea este valor, y nosotros hemos recibido esa propuesta, y seguramente en esa negociación habrá un techo, que sea $1000, $2000, $3000, $5000. Cambia totalmente con lo que está pasando en gasolina”.
     
    A su vez, recomendó que sea un aumento que se haga por una única vez para evitar conflictos en la negociación del gas en los transportadores.
     
    En cuanto a las conversaciones que ha tenido tanto con el sector de carga como con el ministro de Hacienda, dijo que, le han comentado al Bonilla el “panorama de lo que está pasando hoy con la carga en el país y obviamente unas recomendaciones que esperemos sean tenidas en cuenta”.
     
    Sin embargo, dadas las contradicciones entre ambos funcionarios del Gobierno, la visión de cuánto será el incremento y la fecha, todavía no son datos seguros.
     
    Por Karen Mora para LaRepública.
  • "Este año, el precio del Acpm puede quedar así pero aún no es una decisión definitiva"

    Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda, dijo que los ajustes fiscales permitirán que el déficit del Fepc quede en $500.000 millones en 2024.
    El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, aseguró durante el Congreso anual de Andesco, que mediante las medidas que se están tomando, el Gobierno proyecta que el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (Fepc) será de $500.000 millones.
     
    Para 2021, la cifra del déficit fue de $11,4 billones. En 2022, la cifra está en $36,7 billones. Se estima que este año sea de $17,8 billones y finalmente, la cifra más baja se proyecta para 2024, en $500.000 millones. Se espera que las reformas tributarias de 2021 y 2022 sumadas a los ingresos del sector de petróleo impulsen la reducción del déficit fiscal entre 2022 y 2023.
     
    El ministro Bonilla también aseguró que el Gobierno prefiere optar por cerrar el déficit de gasolina con el incremento de precios, antes de tocar los del Acpm. "No quiero pegarle con dos precios a la inflación. Este año el precio del Acpm puede quedar así pero todavía no es una decisión definitiva", afirmó Bonilla.
     
    También se refirió a la reducción de la capacidad de la generación de energía cuando llegue el fenómeno de El Niño. "Hay que recurrir a otras formas de generación y la generación térmica es más cara. Entonces estamos trabajando en que otras alternativas de energía puedan entrar a funcionar simultáneamente en un eventual fenómeno de El Niño".
     
    Bonilla dijo que hay plantas solares listas para entrar a generar, pero de igual forma la inflación se verá impactada con el posible incremento a las tarifas de energía.
     
    Por Juliana Arenales para LaRepública.
  • Galón del diésel costará más de $16.000 cuando se elimine el subsidio al combustible

    De acuerdo al gremio de transportadores Unidos, con cifras de MinHacienda, costo del Acpm sería $7.000 más alto sin el subsidio.
    El precio del diésel y su inminente incremento en los próximos meses ha sido motivo de discordia y debate entre el gremio de transportadores y el Gobierno Nacional, sobre todo, porque ambos tienen visiones y argumentos distintos para justificar la modificación del precio del combustible.
     
    El presidente de Ecopetrol, Ricardo Roa, dijo en su momento que para este año se necesitaría un aumento y que estaría entre $2.000 y $3.000.
     
    Por otro lado, el ingeniero Sergio Cabrales argumentó que en caso de que se elimine el subsidio del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, Fepc, el precio del galón de diésel debería estar casi $5.000 por encima del precio actual. Esto implicaría que el precio en promedio pasaría de $9.065 a $14.065, lo que significaría un aumento de 50%.
     
    Pero la Cámara Intergremial del Transporte, Unidos, va más allá. Su presidente, Alfonso Medrano, aseguró que si esto ocurriera, el incremento en realidad sería de $7.000, según cálculos elaborados por el gremio con base en cifras del Ministerio de Hacienda.
     
    Esto haría que, cuando se elimine definitivamente el subsidio, el galón del diésel cueste más de $16.000.
     
    En ciudades como Cali ($16.484), en Villavicencio ($16.457) y Pereira ($16.429), incluso rondaría los $16.500.
     
    Actualmente, de acuerdo con el presidente de la fundación Xua Energy, Julio Vera, el diferencial del precio interno versus el precio internacional es de $5.800 por galón antes de IVA y $6.080 por galón después de IVA, “lo que quiere decir que hoy la Nación está asumiendo un subsidio mensual por estos efectos de $1,08 billones”.
     
    Por ello dijo que es fundamental que se eliminen estos subsidios, “lo correcto es lo que han propuesto el presidente de Ecopetrol y el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla de que se hagan aumentos sobre el particular, los cuales deben ser periódicos y graduales por el efecto que el precio del diésel tiene sobre ciertos sectores”.
     
    Además, sugirió racionalizar el consumo en algunos sectores y así evitar, “efectos inflacionarios de expectativas desmedidas y fuera de la realidad económica”.
     
    Por Bárbara Orozco para LaRepública.
  • Gasolina y ACPM tendrán un nuevo incremento desde este sábado: así quedarán los precios

    El Gobierno Nacional estableció el aumento en los precios de la gasolina y el ACPM para abril de 2024. Le contamos todos los detalles.
     

    La Dirección Ejecutiva de la Comisión de Regulación de Energía y Gas, CREG, anunció a través de una circular la estimación de los nuevos precios que tendrán la gasolina y el ACPM tras un incremento que regirá a partir del 13 de abril en todo el país.
     
    ¿De cuánto será el aumento?
     
    De acuerdo con lo establecido por las autoridades nacionales, el galón de gasolina tuvo un aumento de 26 pesos debido al aumento en el valor del etanol, un componente bio de la gasolina.
     
    Por su parte, el ACPM tuvo un incremento de 97 pesos por cuenta del aumento del valor del biodiésel.
     
    En ese sentido, también explicaron que estos cambios han sido efectuados teniendo en cuenta el valor del ingreso al productor o importador de la Gasolina Motor Corriente, el del ACPM-Diésel y el de los biocombustibles destinados a la mezcla con combustibles fósiles, fijados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y de Minas y Energía.
     
    Así quedó el precio de la gasolina y el ACPM en el país
     
    Los precios del galón de gasolina y ACPM que entraron en vigor quedarán de la siguiente manera para cada ciudad.
     
    Bogotá
     
    Gasolina: 15.861
    ACPM: 9.614
     
    Medellín
     
    Gasolina: 15.787
    ACPM: 9.634
     
    Cali
     
    Gasolina: 15.871
    ACPM: 9.749
     
    Barranquilla
     
    Gasolina: 15.517
    ACPM: 9.308
     
    Cartagena
     
    Gasolina: 15.477
    ACPM: 9.274
     
    Montería
     
    Gasolina: 15.727
    ACPM: 9.524
     
    Bucaramanga
     
    Gasolina: 15.632
    ACPM: 9.376
     
    Villavicencio
     
    Gasolina: 15.961
    ACPM: 9.714
     
    Pereira
     
    Gasolina: 15.812
    ACPM: 9.692
     
    Manizales
     
    Gasolina: 15.837
    ACPM: 9.679
     
    Ibagué
     
    Gasolina: 15.783
    ACPM: 9.605
     
    Pasto
     
    Gasolina: 13.601
    ACPM: 8.613
     
    Cúcuta
     
    Gasolina: 13.928
    ACPM: 7.307
     
    Por Sandra Vargas para WRadio.
     
  • Gobierno Nacional incrementa los precios de la gasolina y el Acpm desde este sábado

    El ministro de Hacienda dijo que ya está cerrada la brecha del fondo diferencial y que el precio fluctuará por los factores técnicos.
    El Gobierno Nacional incrementó el precio del galón de gasolina y del Acpm desde este sábado 13 de abril, según anunció el Ministerio de Hacienda.
     
    Los precios de los combustibles se incrementan por factores técnicos, de acuerdo con la explicación que entregó la cartera. El titular de Hacienda, Ricardo Bonilla, explicó que la brecha con el fondo diferencial del combustible ya está cerrada y que el valor fluctuaría de acuerdo con aspectos técnicos y al valor internacional.
     
    No obstante, desde finales del año pasado, el Gobierno y los transportistas mantienen un fuerte debate sobre el incremento del Acpm, que estos últimos consideran fundamental para su operación. El ministro Bonilla apuntó esta semana a estudiar un mecanismo diferencial para su incremento. En el caso de este incremento también se da por factores técnicos.
     
    Según la circular de la Creg, el promedio del valor de la gasolina es de $15.446 por galón desde este sábado, lo que representa un ajuste de $31 frente al valor de $15.415 por galón vigente desde febrero pasado.
     
    Bogotá ($15.861); Medellín ($15.787) y Cali ($15.871) son las ciudades con el mayor precio del combustible.
     
    El incremento del combustible, explicó el Ministerio de Hacienda, se debe al aumento del valor del etanol en $262.
     
    En cuanto al Acpm, el valor del combustible será de $9.315 por galón, lo que representa un ajuste de $97 frente al valor de $9.218 vigente desde febrero pasado. En este caso, Cali (9.729) y Villavicencio (9.714) tienen los precios más costosos.
     
    Según explicó el Ministerio de Hacienda, este incremento se debe al aumento del valor del biodiésel de $969.
     
    Por Roberto Casas para LaRepública.
  • Gremio de transportadores pide que se hagan cambios para ajustar precio del Acpm

    Gremio de transportadores afirman que han tenido diez mesas técnicas con el Gobierno pero no han llegado a acuerdos concretos.
    El sector transportador de carga, pasajeros y volquetas representado en la Cámara Intergremial del Transporte, Unidos, salió al paso luego de las declaraciones emitidas por el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla y aclaró que desde hace año y medio han tenido voluntad de dialogar.
     
    Aclaró que han tenido diez mesas técnicas que han mantenido con el Gobierno, han propuesto una fórmula del "precio Colombia" para fijar el precio del Acpm, cuya implementación implica unos cambios regulatorios.
     
    Este mecanismo tiene varios aspectos, entre ellos, utilizar el Acpm como instrumento para reactivar la oferta de bienes y la inversión, que aseguran actualmente está en profundo declive.
     
    “Eso implica discutir dos cosas: ¿Cuál es el nivel adecuado del subsidio explícito neto? ¿Cuándo y cómo hacer ajustes inflacionarios, atados a la evolución del ciclo económico? Ese es parte del debate que tenemos con los ministerios”, dice el gremio de transportistas.
     
    Además, cuestionó que hasta el momento el Gobierno no ha presentado una propuesta concreta. “Nos ha dicho que en 2022 el Acpm debía de haber sido $10.451 más costoso de lo que se pagó y en 2023 debía haber sido $7.290 más caro del precio al consumidor vigente en ese momento”.
     
    Aclaró que, durante las mesas técnicas, “el Gobierno no ha hecho propuesta concreta y es lo que estamos esperando que haga y debe hacer en la reunión que ya nos ha aplazado en dos ocasiones”.
     
    No obstante, el ministro Ricardo Bonilla negó que haya tenido diálogo con el gremio de transportadores y afirmó que "no tienen voluntad para conversar, de llegar a acuerdos porque siempre amenazan con irse a paro", esto derivó la respuesta de Unidos.
     
    El comunicado
    El gremio emitió un comunicado de inmediato y calificaron de “inadecuadas” estas informaciones realizadas por Bonilla. “Da la idea de que nuestra forma de actuar durante las conversaciones sobre el precio del Acpm ha sido la de amenazar con una u otra acción. Nada de eso. Nuestro ánimo de diálogo está intacto”.
     
    Además, Unidos aclaró que han participado en nueve sesiones de las mesas técnicas. “Le entregamos al Gobierno un documento técnico con nuestros argumentos sobre la conveniencia del Precio Colombia para el Acpm. Entre nuestros argumentos está el propósito de defender y mantener la autosuficiencia petrolera y aprovechar la ventaja absoluta que como país tenemos al ser autosuficientes en diésel”.
     
    “Le hemos presentado cifras, cálculos y análisis debidamente sustentados. Hemos hecho análisis sobre el funcionamiento de Ecopetrol, su estructura operativa y técnica y sobre las realidades financieras de la empresa más grande de Colombia. Hemos llamado a aumentar el presupuesto de exploración y proteger el negocio esencia de la Empresa Colombiana de Petróleos”, dice parte del comunicado.
     
    El precio del diésel ha sido tema de discusión en las últimas semanas. En principio, el presidente de Ecopetrol, Ricardo Roa, anunció hace unas semanas que para este año está previsto un aumento y que estaría entre $2.000 y $3.000.
     
    Pero esta información no fue corroborada por el ministro de Hacienda quien aseguró que primero se debe, “mirar con más calma por las implicaciones que tiene con respecto al transporte masivo y al transporte de carga”.Este mecanismo tiene varios aspectos, entre ellos, utilizar el Acpm como instrumento para reactivar la oferta de bienes y la inversión, que aseguran actualmente está en profundo declive.
     
    “Eso implica discutir dos cosas: ¿Cuál es el nivel adecuado del subsidio explícito neto? ¿Cuándo y cómo hacer ajustes inflacionarios, atados a la evolución del ciclo económico? Ese es parte del debate que tenemos con los ministerios”, dice el gremio de transportistas.
     
    Además, cuestionó que hasta el momento el Gobierno no ha presentado una propuesta concreta. “Nos ha dicho que en 2022 el Acpm debía de haber sido $10.451 más costoso de lo que se pagó y en 2023 debía haber sido $7.290 más caro del precio al consumidor vigente en ese momento”.
     
    Aclaró que, durante las mesas técnicas, “el Gobierno no ha hecho propuesta concreta y es lo que estamos esperando que haga y debe hacer en la reunión que ya nos ha aplazado en dos ocasiones”.
     
    No obstante, el ministro Ricardo Bonilla negó que haya tenido diálogo con el gremio de transportadores y afirmó que "no tienen voluntad para conversar, de llegar a acuerdos porque siempre amenazan con irse a paro", esto derivó la respuesta de Unidos.
     
    El comunicado
     
    El gremio emitió un comunicado de inmediato y calificaron de “inadecuadas” estas informaciones realizadas por Bonilla. “Da la idea de que nuestra forma de actuar durante las conversaciones sobre el precio del Acpm ha sido la de amenazar con una u otra acción. Nada de eso. Nuestro ánimo de diálogo está intacto”.
     
    Además, Unidos aclaró que han participado en nueve sesiones de las mesas técnicas. “Le entregamos al Gobierno un documento técnico con nuestros argumentos sobre la conveniencia del Precio Colombia para el Acpm. Entre nuestros argumentos está el propósito de defender y mantener la autosuficiencia petrolera y aprovechar la ventaja absoluta que como país tenemos al ser autosuficientes en diésel”.
     
    “Le hemos presentado cifras, cálculos y análisis debidamente sustentados. Hemos hecho análisis sobre el funcionamiento de Ecopetrol, su estructura operativa y técnica y sobre las realidades financieras de la empresa más grande de Colombia. Hemos llamado a aumentar el presupuesto de exploración y proteger el negocio esencia de la Empresa Colombiana de Petróleos”, dice parte del comunicado.
     
    El precio del diésel ha sido tema de discusión en las últimas semanas. En principio, el presidente de Ecopetrol, Ricardo Roa, anunció hace unas semanas que para este año está previsto un aumento y que estaría entre $2.000 y $3.000.
     
    Pero esta información no fue corroborada por el ministro de Hacienda quien aseguró que primero se debe, “mirar con más calma por las implicaciones que tiene con respecto al transporte masivo y al transporte de carga”.
     
    Por Bárbara Orozco para LaRepública.
  • MinHacienda y MinEnergía lanzaron borrador para focalizar subsidio a combustibles

    Se espera que con esta medida se genere un menor gasto para el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc).
    Las carteras de Hacienda y Minas y Energía, encabezadas por Ricardo Bonilla e Irene Vélez respectivamente, lanzaron un borrador de un decreto para comentarios en el cual se adiciona el Decreto 1068 de 2015 en relación con el mecanismo diferencial de estabilización de precios de la gasolina corriente motor (GMC) y el aceite combustible para motores (Acpm).
     
    El borrador propone determinar el mecanismo diferencial para los grandes consumidores en donde el ingreso al productor fósil de la gasolina motor corriente y el Acpm o diésel para los mencionados agentes deberá ser como mínimo el precio de paridad internacional y este no aplicaría a empresas generadoras de energía ubicadas en Zonas No Interconectadas (ZNI).
     
    Con esta medida, los ministerios estiman que la aplicación del mecanismo diferencial de estabilización de grandes consumidores generará un menor gasto para el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc) y, por tanto, una menor incidencia negativa en las finanzas públicas de la Nación.
     
    El borrador expone que los recursos públicos destinados a garantizar menores precios de combustibles son altamente regresivos porque benefician principalmente a las personas con mayores ingresos.
     
    "Los recursos destinados a financiar precios locales de combustibles líquidos fósiles menores a los internacionales para estos grandes consumidores podrían ser asignados a inversión o gasto público social con mayores rendimientos sociales para promover el desarrollo sostenible".
     
    Y se propone hacer una focalización a esos beneficios para incentivar así la transición energética al proyectar un impacto en las decisiones de consumo e inversión de los agentes del mercado de combustibles.
     
    El déficit del Fepc
     
    Según el documento publicado, el Fepc hasta el 2019 acumuló un déficit por $14,2 billones, que ascendía a $17,0 billones incluyendo los intereses causados a favor de la Nación. Esto porque el Fepc no contaba con fuentes corrientes que le permitieran honrar sus obligaciones con los productores y, por tanto, el Gobierno nacional sirvió de acreedor con el Fepc por medio de créditos extraordinarios del Tesoro
    nacional, y emisión de TES de este último y pagos a nombre del Fepc a terceros.
     
    En 2020, "se observó una pequeña posición neta superavitaria del Fondo principalmente asociada al relativo bajo precio internacional del petróleo durante la pandemia".
     
    Sin embargo, en 2021 y 2022, el resultado del diferencial de compensación de los precios de los combustibles líquidos, es decir, el precio local y el de referencia internacional y otros factores, el Fepc acumuló un déficit histórico por $11,4 billones (1% del PIB) y $36,7 billones (1,5% del PIB).
     
    Por Juliana Arenales para LaRepública.
  • Precio del diésel empezaría a subir cuando baje la inflación

    A propósito del aumento de la gasolina, Minhacienda dijo que hay un déficit en la tarifa del ACPM, pero que no se tocará hasta que baje el IPC. 
    Luego del incremento de $600 que anunció el Gobierno para el galón de gasolina para el mes de mayo, el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, aseguró que seguirán aumentando los precios, y que la meta es llegar a un precio cercano a $16.000 con un horizonte de año y medio.
     
    “El precio de la gasolina va a seguir subiendo todos los meses, responsablemente. Tenemos un déficit de $4.700 por galón frente al precio internacional. En diésel tenemos un déficit de $8.800, pero no lo vamos a tocar”, dijo el ministro.
     
    Además, Bonilla  aseguró que el alza de $600, superior a la de $400 vista en meses anteriores, busca pagar más rápido el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc) y aseguró que este Gobierno lo recibió econ un saldo negativo de $36 billones, y actualmente se ha logrado bajar a alrededor de $32 billones.
     
    Según explicó Bonilla, la razón por la que no se ha ajustado el precio del diésel es porque detrás de él está el movimiento de carga y el de pasajeros. "Lo que tratamos de hacer es que pese lo menos posible sobre los colombianos de a pie y que solo llegue a los colombianos que tienen carro", dijo. 
     
    Según Bonilla, desde Hacienda se va a ir revisando las cifras de financiación del Fondo de Estabilización, y “en algún momento habrá que volver a revisar el tema del diésel, pero cuando tengamos más controlada la inflación”.
     
    De acuerdo con el titular de la cartera de Hacienda, la meta es que el galón de gasolina llegue a un precio cercano a $16.000 en alrededor de año y medio.
     
    Por Laura Lucía Becerra para Portafolio.
  • Queda una brecha de entre $6.000 y $7.500 con el precio internacional para el diésel

    El Carf estima que el subsidio al Acpm significa cerca de $16 billones del Fepc, y el total si se suma el monto de gasolina es de $20 billones.
    Con dos incrementos mensuales pendientes en la gasolina ya se acerca el inicio para los aumentos graduales del Acpm, más conocido como diésel.
     
    Uno de los factores que tienen quieto el precio del diésel en $9.145, en promedio por galón, es el hecho de que el Gobierno busca evitar un impacto en la inflación a través del transporte de carga, pero es un arma de doble filo que sigue incrementando un déficit que alcanza cerca de $16 billones para 2023, según cuentas del Comité Autónomo de la Regla Fiscal, Carf.
     
    El Ministerio de Hacienda calcula que el déficit completo, contando la gasolina, cierre en $20 billones este año.
     
    Analistas han calculado que la brecha de gasolina ya se cerró. “Desde hace más de un mes el ingreso al productor IP de la gasolina básica superó el costo de oportunidad del refinador, que está definido como el precio de paridad de exportación PPE”, dijo el analista e ingeniero Roberto Alban.
     
    Al inicio del mes, el cálculo de Julio César Vera, presidente de Xua Energy, también arrojó que el precio de la gasolina ya estaba por encima del precio de paridad. Pero el monto de la brecha varía todos los días, pues depende de varios factores: la tasa de cambio, el precio internacional de la gasolina y el Acpm, y el precio regulado que impone el Gobierno.
     
    Esto quiere decir que el camino que le queda a la brecha del Acpm es de, al menos, $6.000 o $7.500, lo que varía dependiendo de los factores mencionados. El Carf calcula que la brecha está entre $7.000 y $7.500. Mientras que Xua Energy estima un aproximado de $6.200.
     
    El “problemón” del déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, Fepc, parte del subsidio a los combustibles, porque el diferencial del precio de venta en Colombia y el precio internacional es subsidiado por el Estado.
     
    Cuando los combustibles aumentaron de precio en el resto del mundo, Colombia no incrementó sus precios, lo que hizo crecer el déficit de forma desmedida. El cierre de las brechas es el objetivo actual para no seguir subsidiando los combustibles. Andrés Velasco, director técnico del Carf, estima que aproximadamente $1,2 billones mensuales se destinan el subsidio al diésel.
     
    Por ahora, el MinHacienda sigue revisando el cierre de la brecha para tomar decisiones.
     
    Por Juliana Arenales para LaRepública.
  • Se mantienen las diferencias en torno al precio del diésel

    En una audiencia pública, representantes de gremios y de ministerios defendieron sus posturas con respecto al incremento de precios.
    El precio del diésel (Acpm) se ha mantenido estable desde 2022, cuando se realizó el último incremento en el ingreso al productor de este combustible. Esto ha llevado a que el Gobierno tenga que girar recursos importantes para pagar el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (Fepc).
     
    Por este motivo, se citó una audiencia pública en la Comisión Cuarta del Senado en la que representantes del Ministerio de Hacienda y de Transporte, así como gremios del sector presentaron sus argumentos con respecto al alza que podría tener el precio de este galón.
     
    A su vez, algunos gremios expusieron la necesidad de revisar la fórmula con la que se determina el valor del galón de este combustible y revisar otro tipo de alternativas para no generar un choque.
     
    La viceministra técnica de la cartera de Hacienda, María Fernanda Valdés, manifestó que durante 2023 el Gobierno pagó $7.143 por cada galón de este combustible por cuenta del congelamiento del precio. Eso llevó a que a cierre de año el Fpec le costará $20,5 billones al Gobierno, de los cuales unos $16 billones se explican por el subsidio al diésel.
     
    Añadió que es necesario tener en cuenta que es un subsidio regresivo, en la medida que se les da un mayor monto a los hogares de mayores ingresos en el país.
     
    Dijo que el comportamiento de la inflación en los hogares de menores ingresos ha tenido un comportamiento de disminución, con lo que podría iniciar la senda de alza en el precio del galón.
     
    Destacó que el efecto inflacionario es menor que el de un alza a la gasolina, en la medida que una subida de 1% en su precio impactaría en 1,4 puntos básicos el costo de vida.
     
    Ahora bien, Alfonso Medrano, presidente de la Cámara Intergremial de Transporte Unidos, expuso que se debería contemplar la posibilidad de cambiar la fórmula con la que se establece el precio de este combustible líquido “que es el que mueve al país”.
    A esto se sumaron otras propuestas como la posibilidad de que no se tuviera en cuenta el precio de paridad como referente para establecer el ingreso al productor.
     
    Esto quiere decir que en lugar de tenerse en cuenta el precio del barril Brent y el del dólar para calcular el precio del galón de combustibles, sino que se tenga en cuenta en costo para producir el combustible y a esto se le sume un margen de utilidad para Ecopetrol, que es el mayor productor de petróleo del país.
     
    Juan Pablo Fernández, asesor de la Cámara Intergremial de Transporte Unidos, dijo que de lo contrario, el sector del transporte de carga tendría un choque de precios que podría escalar entre 15% y 33% el valor del transporte de pasajeros y carga. “Eso impactaría toda la actividad productiva del país”, manifestó.
     
    Los representantes gremiales también llamaron la atención sobre otros aspectos que están teniendo impactos en el transporte de carga, como el incremento en los peajes.
     
    Nidia Hernández, presidente de Colfecar, manifestó durante la audiencia pública que por carretera se mueve hasta 97% de la carga nacional, que ya se ha visto afectado por la desaceleración económica.
     
    Destacó que mantener el precio estable tendría un efecto positivo en la economía, contribuyendo a mantener el consumo, gracias a tener estable los precios de los productos que se mueven. 
     
    Añadió que el PIB del transporte ha venido cayendo, pues en 2023 disminuyó 0,9%, con lo que una subida en el precio de su principal insumo tendría un efecto. Aseguró que hay inseguridad en el territorio, así como bloqueos que están poniendo aún más presión para los transportadores, con lo que una escalada podría ser una estocada para el sector.
     
    “Todo esto sumado está generando sobrecostos, y bajo esta situación ni el sector productivo ni el bolsillo de los colombianos pueden asumir un costo más”, remató Hernández y llamó a que se considere por este motivo mantener los precios estables en este combustible.
     
    Para este año, Hacienda espera que el déficit en el Fondo de Estabilización sea de $9,5 billones, lo que significa que haya un incremento en el precio del galón del Acpm.
     
    Sin embargo, hasta el momento no se ha hecho ningún ajuste, puesto que el Gobierno acordó hacer las alzas por medio de acuerdo con los transportadores. De hecho, el viceministro de Transporte, Eduardo Enríquez Caicedo, señaló que ya van 10 meses de diálogo con este sector para llegar a un acuerdo.
     
    Por Daniel Morales para LaRepública.