Menu
RSS
  • Adiós a los coches eléctricos en Europa: Alemania es la primera en tomar esta decisión drástica

    Los coches eléctricos han ganado una gran popularidad en la parte norte de Europa, algo que no sucede si bajamos a la parte sur del continente. Según los datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Europea (ACEA), España cuenta con un 5% en la cuota del vehículo eléctrico. La edición actual del Plan Moves y la posibilidad de conseguir una deducción en la declaración de la renta con la compra de un vehículo eléctrico son las principales razones por las que la gente se está animando a una movilidad más sostenible.

    Muchas familias se aferran a las ayudas disponibles para cambiar su coche. Sin embargo, hay una noticia sobre Alemania que está despertando las alarmas de los españoles y podría aventurar que un gran número de usuarios se precipite a comprar coches eléctricos antes de que sea demasiado tarde.

    El gobierno alemán comunicó el mes pasado que ya no se van a repartir más subvenciones para la adquisición de coches eléctricos. La previsión apuntaba que 2024 sería el año en que se dejaría de repartir dinero para financiar la compra de vehículos eléctricos, pero los fondos disponibles ya se han adjudicado, acelerando el fin de las ayudas.

    El mercado de los coches eléctricos está más que instalado en Alemania 

    Alemania es uno de los países de Europa que mejor está situado en el mercado de los coches eléctricos. Se venden muchos al año. No obstante, esta decisión por parte del gobierno podría ser determinante para que los ciudadanos se lo piensen dos veces.

    Francia quiere hacer cambios en la gestión de los coches eléctricos 

    Francia también busca cambiar algunas cosas en la concesión de las ayudas para los coches eléctricos. La medida no será tan abrupta como en Alemania y Francia solo va a recortar las ayudas en los automóviles electrificados chinos. El ejecutivo francés ha tomado como referencia la cantidad de CO₂ emitido en su fabricación.

    Esta medida tomada en el país vecino afecta a los modelos procedentes de China, donde la fabricación de cada kWh utilizado en las baterías de los coches emite 105 gramos de CO₂, según informa la Federación Europea para el Transporte y el Medioambiente.

    ¿Qué coches eléctricos sí pueden optar a las ayudas de Francia?

    Los coches eléctricos que sí entran dentro de las ayudas de Francia son los de las marcas Stellantis, Renault y Tesla, aunque incluso algunas de sus piezas quedan fuera de estas subvenciones por considerarse que dejan demasiada huella de carbono en su proceso de fabricación.

    Hay países europeos que todavía no reparten subvenciones para coches eléctricos

    Cabe destacar que todavía hay varios países europeos en los que no se han repartido subvenciones para coches eléctricos en los últimos cuatro años: Bélgica, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Islandia, Letonia, Malta y Suiza. Por ahora, en España no hay noticias de que se vayan a recortar las ayudas establecidas. Al contrario de lo que está sucediendo en otras zonas de Europa, las ayudas han aumentado.

    El Plan Moves se extiende en España hasta julio de 2024

    El Plan Moves III ha sido desarrollado por el Gobierno de España con el objetivo de hacer más fácil la adquisición de coches eléctricos y la instalación de puntos de carga. Esta serie de ayudas continúa vigente hasta el 31 de julio de 2024 y contará con un presupuesto de 400 millones de euros, informa “Auto Bild”. Las ayudas para comprar automóviles eléctricos enchufables comerciales pueden alcanzar los 7.000 euros y hasta 4.500 en el caso de los turismos. Asimismo, en el Plan Moves III se plantean ayudas en la instalación de infraestructuras de carga de uso público y privado.


    Fuente: Ecoticias.com

  • Análisis - Europa asegura su futuro verde gracias a la geología

    El Parlamento Europeo aprueba la ley europea de materias primas minerales críticos.

    Por: Rubén Esteban Pérez

    La minería en Europa, desde tiempos inmemoriales, ha sido una actividad ligada al progreso y al desarrollo de las civilizaciones. No hay nada más que ver que las diferentes edades por la que ha pasado el ser humano en sus avances técnicos se han definido como de piedra, del bronce o del hierro, lo que viene a significar la importancia que la labor minera y la extracción y utilización de metales han tenido en nuestro continente con el paso de los milenios.

    Tras siglos de exploración y explotación de metales y otras materias minerales para la industria y la construcción, el siglo XXI nos ha traído la revolución industrial basada en el silicio y a partir de ahí, en unas tecnologías donde se utilizan innumerables elementos químicos procedentes de minerales cada vez más extraños, que van mucho más allá de los metales clásicos y cuyos yacimientos no están tan accesibles como los hasta ahora conocidos y explotados.

    Las tierras raras, entre las que se encuentran algunos minerales con nombres tan sugerentes como neodimio, samario o lutecio; el famoso coltán, que es la contracción de otros dos minerales que son la tantalita y la columbita; el grupo del platino que está formado por minerales denominados rutenio, iridio, lutecio o rodio, han pasado de ser desconocidos a ilustrar las páginas de periódicos de todo tipo y webs, como si toda la humanidad los debería conocer. Como si hablásemos del hierro, del cobre o del níquel, por ejemplo.

    Las tierras raras nos permiten disponer de teléfonos móviles de última generación o de energías renovables, como la eólica y la fotovoltaica

    Pues ésta es la realidad actual. Esos son los minerales que nos permiten que dispongamos de teléfonos móviles de última generación, facilitando que con un dispositivo que cabe en un bolsillo podamos hacer la mayoría de las gestiones necesarias en el día a día y desde cualquier lugar donde estemos. Un teléfono smartphone contine una media de 75 minerales diferentes.

    También las energías renovables, como la eólica y la fotovoltaica, con las que pretendemos descarbonizar la economía y frenar la subida de la temperatura terrestre, se basa en este tipo de minerales de nombres tan poco comunes. Por ejemplo, un solo generador de energía eólica contiene unos 2.000 kg de neodimio o disprosio, que son minerales del grupo de las tierras raras.

    Todos estos minerales y muchos más que llenarían varias páginas, salen de una mina. Previamente los geólogos han cartografiado, tomado muestras, analizado y parametrizado los posibles yacimientos en algún lugar del planeta que luego se convertirá en una explotación minera.

    Estos yacimientos son una compleja amalgama de múltiples elementos que toman las formas minerales más variadas y como está ocurriendo en Europa desde mediados del siglo XX, son los continentes de Asia y África en general y principalmente China en particular, el país que más ha investigado, descubierto, explotado y refinado estos elementos generando a la vez el desarrollo aplicativo de los mismos para avanzar en las nuevas tecnologías y llegar, en muchos casos, a ser líderes en el mercado de diversas tecnologías.

    En algún caso, como el de las tierras raras, que son nada más y nada menos que 17 elementos diferentes, el 98% de las importaciones que realiza Europa de dichos elementos, las hace de China. Otros países exportadores son Vietnam, Rusia o Brasil. En China, por ejemplo, la tercera parte de estos minerales claves en el desarrollo tecnológico y en las energías renovables, se sabe que están en yacimientos de dicho país.

    ¿Pero, y en Europa? ¿No hay yacimientos explotables de tierras raras u otros elementos necesarios para la industria tecnológica y el despliegue renovable europeos?

    Pues en Europa, las instituciones europeas, en los últimos tiempos, se han dado cuenta de que sin disponer de un conocimiento claro de si albergamos en nuestro suelo este tipo de materiales, la industria tecnológica europea está muy comprometida.

    Países como China o Rusia donde la legislación tanto ambiental como de derechos laborales se parecen poco a las que disponemos en Europa y que además cuenta con gobiernos de tipo autoritario que pueden aplicar aranceles a las exportaciones en base a criterios domésticos, a veces muy apartados de la legislación internacional de la Organización Mundial del Comercio, dominan el mercado de este tipo de materias primas y pueden modificar a su antojo tanto el mercado de precios y futuros de las mismas, como las propias cuentas de resultados de las empresas tecnológicas europeas.

    Por todo esto, la Comisión Europea planteó en marzo de 2023 un borrador de normativa europea sobre las materias primas críticas minerales, para reducir la dependencia de estos países y poder disponer de nuestra propia soberanía geológico-minera en los elementos que nos permitan seguir siendo un continente de alto valor añadido en cuanto a la tecnología y además ser libre de energía procedente del petróleo.

    En noviembre de 2023, las instituciones de la Unión Europea llegaron a un acuerdo para que los países UE27 sean capaces para 2030 de extraer de su propio territorio el 10 % de las materias primas críticas que consume al año, procesar el 40 % de esa demanda, reciclar el 25 % de los residuos de contengan dichos minerales y, que no más del 65 % del consumo anual de la Unión de cada materia prima estratégica en cualquier fase, proceda de un único tercer país para así diversificar el comercio.

    La lista de 34 materias primas críticas, aprobada por la Unión Europea, son imprescindibles para la fabricación de casi cualquier producto tecnológico

    La nueva lista de 34 materias primas críticas (17 de ellas calificadas como «estratégicas»), aprobada por la Unión Europea, son imprescindibles para la fabricación de casi cualquier producto tecnológico e igualmente cualquier tecnología relacionada con las energías renovables y se espera que su demanda crezca exponencialmente en los próximos años.

    Actualmente la Unión Europea, por ejemplo, importa del orden de 18.000 tn al año sólo de tierras raras con un valor en el mercado de más de 146 millones de euros.

    Si sumamos todos los minerales metálicos, ya las cifras son enormes. Europa importó en 2023 de países terceros 80.500 tn de minerales con un valor 9.800 millones de euros.

    Cualquiera de estos países, en su comercio actual con la Unión Europea, puede restringir el suministro a través de cuotas de producción en origen o exportación para aumentar los precios o incluso suspenderlo.

    Esta praxis haría a su vez que las tecnologías de energía limpia o el desarrollo de las nuevas tecnologías informáticas fueran más caras y, finalmente, ralentizaría o frenaría la tan necesaria transición verde para convertir la economía europea en un motor de desarrollo libre de combustibles fósiles.

    Es por estos y otros motivos de índole geopolítica que, con la aprobación por parte de la Parlamento Europeo y el Consejo de la UE del borrador de ley de materias primas para Europa, se va a establecer una duración máxima para los procedimientos de autorización para proyectos considerados como estratégicos que no supere los veintisiete meses en casos de proyectos de explotación o los quince meses en proyectos de refinado, procesamiento metalúrgico y reciclaje de materias primas críticas. ¡¡Hoy en día los plazos pueden llegar a durar hasta más de 10 años!!

    Los promotores de proyectos podrán solicitar que su proyecto sea reconocido como estratégico a nivel europeo, una decisión que será tomada por un grupo de representantes de la Comisión Europea y de los Estados miembros.

    La evaluación de impacto ambiental obligatoria para cada proyecto no estará incluida en estos plazos y será obligatoria su inclusión en la fase de consulta pública. La legislación en materia de medioambiente no se verá menoscabada, aunque un proyecto estratégico designado así por la Unión Europea tendrá un interés público superior.

    Incluso las empresas manufactureras podrán analizar sus necesidades futuras de materias primas críticas y en caso de vislumbrar una posible ruptura de la cadena de suministro, avisar con tiempo suficiente para estudiar el problema y tomar las oportunas medidas.

    Por último y no menos importante, está el hecho de que se potenciará y mucho la investigación geológica a partir del mapeo de antiguos y nuevos yacimientos de este tipo de minerales por parte de los servicios geológicos nacionales, de UNECE a través de su sistema armonizado de caracterización de yacimientos y reservas minerales denominado UNFC y de las empresas utilizando los llamados Code Reporting (en Europa el denominado PERC) para conocer un yacimiento concreto con reservas probables y posibles, su valor y su posibilidad de explotación.

    La nueva ley de materias primas críticas de Europa, tomará la forma de Reglamento de obligada y directa entrada en vigor en todos y cada uno de los países europeos

    En resumen, que la nueva ley de materias primas críticas de Europa, de la cual falta su aprobación definitiva por parte de los 27 países de la Unión y después ser publicada en el Diario Oficial, tomará la forma de Reglamento de obligada y directa entrada en vigor en todos y cada uno de los países europeos.

    Prestará más atención a la investigación geológica y producción de las materias primas minerales que necesitamos.

    Igualmente trabajará por la investigación en reciclaje y en la búsqueda de sustitutos a partir de residuos que llevará a un impulso de la economía circular muy importante.

    Por último, reducirá la burocracia para las empresas y por lo tanto, la normativa ofrecerá incentivos económicos y un marco empresarial más estable y seguro para los proyectos de minería y reciclaje, con procedimientos de autorización más rápidos y sencillos, pero dentro de un marco amigable con el medioambiente para asegurar la sostenibilidad de nuestra bio y geodiversidad, para que Europa sea un continente industrial, fuerte y a la vanguardia a nivel global.


    Fuente: epampliega.com

  • El presidente de Ecopetrol se reunió con empresas y entidades estatales de España

    Algunas de las entidades son Sercobe, Fundación Consejo España-Colombia, Petronor y Bbva, con quienes se conversó sobre la transición energética para Colombia.
    La compañía más grande de Colombia, Ecopetrol, informó que su presidente, Ricardo Roa, estuvo reunido con empresas y entidades estatales de España para compartir la visión de la compañía respecto al futuro energético de Colombia.
     
    En el espacio, Roa compartió los detalles de la estrategia 2040, que se alinea con el proyecto de la economía nacional por una transición energética justa.
     
    Algunas de las entidades con las que se reunió el directivo fueron Sercobe, Fundación Consejo España-Colombia, Petronor y Bbva.
     
    El pasado 11 de septiembre, Ecopetrol fue protagonista en la Bolsa de Valores de Nueva York, pues tocó la campana para conmemorar sus primeros 15 años de cotización en esta plaza bursátil.
     
    Ecopetrol empezó a cotizar en Nyse en septiembre de 2008 y hoy, la empresa tiene más de 53 millones de ADR en circulación en dicho mercado, teniendo en cuenta que cada ADR representa 20 acciones ordinarias.
     
    En los últimos 15 años, entre septiembre de 2008 y septiembre de 2023, el ADR del grupo ha caído 51,43%, si se tienen como referencia los datos de cierre de la sesión del viernes y el debut en Wall Street en 2008, cuando alcanzó un cierre de US$24,75.
     
    Por Juliana Arenales para LaRepública.