Menu
RSS
 

Seguridad energética: los 4 proyectos para garantizar abastecimiento

0
0
0
s2sdefault

Dos agendas mineras, una subasta de energía y una ronda petrolera, la hoja de ruta que trazó la Nación.

Con cuatro cartas, la Nación buscará dejar trazada, antes de fin de año, la hoja de ruta para garantizar la seguridad energética, con el fin de evitar el desabastecimiento a mediano y largo plazo.

Así con dos agendas mineras, para meter el acelerador a fondo en la producción de carbón y cobre; una subasta de energía y una ronda petrolera, se plantea la estrategia para cubrir la demanda de combustibles y electricidad a 10 años
.
La primera carta de la Nación es la Agenda Carbón, iniciativa que busca crear las condiciones para seguir aprovechando la riqueza el carbón colombiano. Está estructurada para que los complejos mineros a gran escala y producción industrial, como los de La Guajira y Cesar, logren recuperar los niveles de producción de hace cinco años.

“La Agenda Carbón cuenta con tres ejes estratégicos: competitividad, para que el sector carbonífero responda a las nuevas dinámicas del mercado, seguridad, legalidad y mejores prácticas, para promover una cadena de carbón legal, limpia y segura en todas las escalas, y adaptación y transición, para responder de manera efectiva en su extracción”, señaló Diego Mesa, ministro de Minas y Energía.

La segunda carta, está también relacionada con la operación minera, y tiene que ver con la operación de cobre, con la Agenda ExploraCo, la cual plantea escenarios que eventualmente podrían convertirse en realidad para la economía nacional derivada de la producción del metal.

La iniciativa, que busca concretar la exploración y producción cuprífera en el país, es una agenda que está en construcción pero que traza la hoja de ruta para aterrizar la operación de cobre.

"Su desarrollo se aborda desde dos ópticas: la primera está relacionada con el conocimiento geo-científico, que es la pauta del desarrollo gracias al mapa metalogénico, lo que permite tener una mayor información de polimetálicos en el subsuelo más en el tema del cobre, como es el caso de la Serranía del Perijá y el cinturón del Batolito de Mandé; y la segunda, en el tema ambiental con respecto a la planificación del territorio para facilitar los diálogos con las comunidades”, dijo Sandra Sandoval, viceministra de Minas.


La tercera carta que se juega la Nación, está en línea con su política de transición energética. Por esta razón el próximo 26 de octubre realizará una nueva subasta para contratos de largo plazo, proceso que ayudará a que entren a la matriz de generación más plantas eólicas y solares.

“Vemos un panorama prometedor para la nueva subasta de energías renovables, que nos permitirá consolidar la diversificación de nuestra matriz eléctrica. El hecho que haya más de 100 empresas registradas, entre compradores y vendedores, demuestra cómo el marco regulatorio y las políticas públicas adelantadas han generado un interés cada vez mayor en las fuentes limpias”, señaló el ministro Mesa.

La cuarta carta que se juega la Nación tiene que ver con la ronda petrolera Colombia 2021, subasta publica que se realizará el próximo 1 de diciembre, para la asignación de bloques petroleros, con vocación en gas natural.

El concurso público ofertará 32 nuevas áreas de hidrocarburos, las cuales fueron ofrecidas por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), y que se sumarán a las 35 que ya fueron asignadas y cuyos contratos ya están firmados. Esto contribuirá al aumento de las reservas de hidrocarburos y mejorará la autosuficiencia energética de Colombia.

“Como país gozamos de condiciones contractuales atractivas, una prospectiva prometedora y un nuevo mapa de tierras con áreas predefinidas para que las compañías petroleras nominen sus propios bloques. Esto sumado a una gran oferta por parte del estado colombiano”, señaló Armando Zamora, presidente de la ANH.

Fuente: Portafolio.co / Alfonso López Suárez