Menu
RSS

La libra sube y las acciones del Reino Unido ganan tras la renuncia de Boris Johnson

0
0
0
s2sdefault
De acuerdo con varios estrategas de mercado la salida del primer ministro británico podría aliviar la sensación de caos político
 
Boris JohnsonBoris JohnsonEl final de la carrera de Boris Johnson como primer ministro puede aliviar la sensación de caos político, pero no solucionará los profundos problemas económicos que aquejan a la economía del Reino Unido.
 
Esa es la opinión de los inversionistas y estrategas de mercado, quienes dijeron que todavía son bajistas sobre los activos británicos después de que se conociera la noticia de la renuncia de Johnson. La reacción inmediata del mercado fue positiva, con la libra volviendo a subir por encima de US$1,20. El índice Ftse 100 de la Bolsa de Londres ganó junto con otros índices bursátiles mundiales.
 
Pero los comerciantes ponen poca fe en el repunte. La libra esterlina ya ha bajado 11% este año y está cada vez más a merced del sentimiento de riesgo global. Los inversionistas están más preocupados por la dirección de la política en el Banco de Inglaterra, que por quienquiera que resida en Downing Street.
 
E incluso entonces, el gobernador Andrew Bailey y sus compañeros que fijan las tarifas dicen que no pueden hacer mucho frente a la interrupción del suministro y al aumento de los costos de la energía.
 
“No creo que esta renuncia tenga un gran impacto en los mercados”, dijo Micheal Keusch, administrador de fondos de Bellevue Asset Management. “Ciertamente trae incertidumbre incremental, pero en el gran esquema de las cosas, con todas las grandes incertidumbres reales, no creo que esto mueva mucho la aguja”.
 
Los inversionistas bursátiles del Reino Unido ven un posible aumento de impuestos después de la salida de Johnson
 
La reacción está muy lejos de cuando la libra osciló en las noticias políticas del Reino Unido durante las negociaciones del Brexit. Incluso en los primeros meses del mandato de Johnson, la libra subió cuando reemplazó a su canciller.
 
Eso fue antes de que la pandemia y la guerra de Ucrania envolvieran los mercados. Con la inflación en su nivel más alto en cuatro décadas, quién reemplace a Johnson como líder conservador no será suficiente para cambiar el curso de la libra por sí solo.
 
Se espera ampliamente que el BOE se mueva más lento que la Reserva Federal en la política de endurecimiento debido a la débil economía del Reino Unido. Para los comerciantes de divisas, esa brecha en la tasa de interés hace que la libra esterlina sea menos atractiva.
 
“Hay una cacofonía de problemas en el plato del próximo primer ministro, entre ellos la crisis del costo de vida que causa tanto dolor financiero a los votantes”, dijo Susannah Streeter, analista senior de inversiones y mercados de Hargreaves Lansdown.
 
 
LAREPUBLICA.CO