Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

Rusia e Irán abandonan oficialmente el dólar estadounidense por el comercio

0
0
0
s2sdefault
Rusia e Irán han finalizado un acuerdo para comerciar en sus monedas locales en lugar del dólar estadounidense, según han informado los medios estatales iraníes.
 
Ambos países están sujetos a sanciones de Estados Unidos.
 
"Los bancos y los actores económicos ahora pueden usar infraestructuras, incluidos los sistemas interbancarios que no son SWIFT, para negociar en monedas locales", han declarado los medios estatales de Irán.
 
Moscú se ha acercado últimamente a Teherán, e Irán reveló en noviembre que proporcionará a Rusia aviones de combate Su-35, helicópteros de ataque Mi-28 y aviones de entrenamiento de pilotos Yak-130.
 
La campaña global de desdolarización ha estado ocurriendo durante años con los países BRIC y los llamados estados parias tratando de deshacerse del dólar estadounidense en favor de otras monedas.
 
En 2019, Putin declaró que había llegado el momento de revisar el papel del dólar en el comercio. En ese momento, Rusia y China consideraron el cambio al euro, la segunda moneda más dominante del mundo, como un estancamiento aceptable, con el objetivo final de usar sus propias monedas.
 
A principios del año en curso, Rusia pagó dividendos de los proyectos petroleros Sakhalin 1 y 2 en yuanes chinos en lugar de dólares. El año pasado, Rusia quedó aislada de los sistemas de pagos globales dominados por el dólar estadounidense tras las amplias sanciones derivadas de la guerra de Ucrania.
Rusia ha declarado que ya no aceptará la moneda estadounidense como pago por sus productos energéticos, sino que cambiará a las monedas china y emiratí.
 
Sin embargo, los esfuerzos globales de desdolarización han dado pocos frutos, ya que la gran mayoría de las transacciones transfronterizas que involucran a los miembros del BRICS continúan siendo facturadas en dólares. De hecho, el intercambio de las monedas locales de los miembros del BRICS entre sí y con otras monedas de mercados emergentes requiere con frecuencia el uso del dólar como intermediario.
 
Además, una gran parte de la deuda pública y privada de estas economías está denominada en dólares. La relativa estabilidad del dólar en comparación con muchas monedas locales lo hace más atractivo como medio de pago en el comercio transfronterizo. El uso generalizado del dólar en estos casos se ha vuelto autorreforzado, preservando así su papel dominante a nivel mundial e impidiendo los esfuerzos por desdolarizar.
 
Por Tom Kool para Oilprice.com