log in

De Interés en Energía

Las plantas hidroeléctricas representan 68% de la oferta energética en Colombia

0
0
0
s2sdefault
Emgesa 169 0 0 0De acuerdo con cifras de la firma XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN) y administrador del Mercado de Energía Mayorista de Colombia, la oferta de las compañías hidroeléctricas es de 11.834,57 megavatios (MW), sumando las plantas despachadas centralmente y las que no despachan centralmente. La cifra corresponde a 68% de la oferta energética del país.
 
El total de capacidad efectiva neta del país es mucho más alta, pues si se suman todos los tipos de generación energética llega a 17.319,59 MW. Dicha oferta incluye alternativas como las energías térmica y eólica, así como autogeneradores y cogeneradores.
 
Las plantas despachadas centralmente se caracterizan por tener una capacidad neta mayor o igual a 20 MW, mientras que las no despachadas centralmente abarcan menos de 20 MW, según información de XM.
 
Hoy en día, se encuentran en funcionamiento 28 plantas hidroeléctricas despachadas centralmente y 115 no despachadas centralmente. En las primeras, la capacidad neta asciende a 10.974 MW, mientras que el segundo grupo llega a 860,57 MW.
 
Especiales Hidroelectricas P16
 
 
Proyectos pendientes
 
Según la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), hay tres hidroeléctricas que se encuentran en fase de construcción y una de ellas es, precisamente, el proyecto Hidroituango, propiedad de las Empresas Públicas de Medellín (EPM). Pese a que la entrega de la primera fase estaba prevista para noviembre de 2018, se espera que el proyecto completo sea entregado en 2021 con una capacidad neta de 2.400 MW.
 
Otros proyectos destacados por Acolgen son el proyecto Porvenir II y el proyecto Quimbo. El primero tenía una fecha de entrega estimada para noviembre de 2018, de acuerdo con información de la agremiación.
 
Por su parte, también se cuenta la hidroeléctrica ‘El Quimbo’, que se encontraba en fase de construcción en 2011 e inició operación comercial desde 2015.  Actualmente tiene en carpeta la construcción de la vía perimetral, uno de los proyectos de infraestructura más importantes en el Huila y que se considera “una compensación” por la construcción de la hidroeléctrica.
 
Dicha obra logró un significativo avance luego de la Resolución 01727 de octubre de 2018, en la que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) aprobó el cambio del trazado inicial para la construcción de la vía perimetral de El Quimbo. Posteriormente, se han adelantado las respectivas socializaciones con la comunidad y se dio inicio al proceso de elección del contratista que ejecutará la obra, con el propósito de que comience en abril de este año.
 
Los temores latentes
 
No obstante, los hechos que se han gestado en torno a Hidroituango ponen en vilo la generación de nuevos proyectos. Esto debido a los daños ocasionados al río Cauca tras el cierre de la casa de máquinas, factor que llevó al presidente Iván Duque a mantener las alertas tras su visita la semana pasada.
 
Según el investigador del Observatorio de Energía de la Universidad Nacional, Germán Corredor, los proyectos van a seguir generando energía a futuro, pero el país ya contempla otras opciones como las energías renovables o térmicas ante la complejidad que se ha generado en las hidroeléctricas en ambiente y ejecución recientemente.
 
“Las hidroeléctricas pequeñas y medianas pueden seguir desarrollándose. Sin embargo, Colombia también tiene recursos y desarrollo renovable que todavía no ha empezado a explorar”, agregó.
 
Mientras que la posibilidad de que las nuevas tecnologías configuren una nueva alternativa para las hidroeléctricas, y ante las protestas populares, algunos expertos rescatan el valor de esta alternativa.
 
Para el investigador y experto en política energética de la Universidad de Columbia, Antoine Halff, las plantas hidroeléctricas son importantes gracias a que pueden mitigar los riesgos que pueden tener otros proyectos energéticos, como por ejemplo aquellos que involucran el carbón, y genera un balance con el consumo ambiental.
 
“La energía hidráulica es buena tanto para el clima como para el medioambiente, sobre todo si se tiene en cuenta que puede ser una solución para otros riesgos”, afirmó.
 
Inicios de la oferta hidráulica en Colombia
 
De acuerdo con la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), la prestación del servicio de energía eléctrica se inició a finales del siglo XIX, pero no fue sino hasta la década de los 80 cuando se empezaron a construir proyectos hidroeléctricos, entre los que destacan San Carlos, Chivor, Betania, Guatapé y Guavio. Actualmente, el departamento que cuenta con más plantas de este tipo es Antioquia, con 10 en total.
 
 
 
 
LOS CONTRASTES
 
GERMÁN CORREDORINVESTIGADOR DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL
“La gente se está oponiendo a este tipo de proyectos a raíz de lo que ha pasado en Ituango y porque no se sabe qué va a pasar después”.
 
 
 
ANTOINE HALFFINVESTIGADOR DE LA UNIVERSIDAD DE COLUMBIA
“Sabemos que la energía hidráulica es muy importante en América Latina gracias a su progreso frente al costo de otros asuntos”.
 
 
 
Sebastián Montes
EX
LAREPUBLICA.CO
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK