Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

ENEL-CODENSA Ha incrementado su utilidad neta en un 14% durante el 2021

0
0
0
s2sdefault
Lucio Rubio Díaz, director general de Enel en Colombia, afirmó: “la reactivación económica de los sectores productivos ha representado un crecimiento valioso para el país. El incremento de la demanda energética en Bogotá y Cundinamarca ha sido uno de los factores clave que nos ha permitido incrementar los ingresos operacionales en un 10,8%, reflejando, a su vez, un gran resultado a nivel de EBITDA (9,2%) y utilidad neta (14,0%). Estos resultados cobran mayor relevancia, si se tiene en cuenta el monto de deuda financiera adquirido para apalancar nuestro ambicioso plan de inversión, gracias al cual hemos disminuido en un 15,8% la frecuencia en las interrupciones del servicio por cliente (SAIFI) y en un 22% la duración de las mismas (SAIDI)”.
 
Los resultados consolidados de la compañía presentaron un comportamiento positivo derivado de los factores que se explican a continuación:
 
Los ingresos operacionales evidenciaron un crecimiento del 10,8% durante los primeros nueve meses del año con respecto al mismo período de 2020, explicado principalmente por:
 
Mayores ingresos por la incorporación de nuevos activos a la base regulatoria, resultado de la importante ejecución del plan de inversión enfocado en el mejoramiento de la calidad del servicio y transformación de la red.
 
Crecimiento del 6,7% acumulado año en la demanda de energía en el área de influencia de Enel-Codensa, impulsado por la reactivación económica de los segmentos comercial e industrial.
 
Actualización del cargo de distribución por efecto del Índice de Precios al Productor (IPP) al cual se encuentra indexado el componente de remuneración.
Mejor comportamiento de productos de valor agregado por la entrada en operación de los cuatro patios de recarga para los buses eléctricos del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y un mayor margen en la facturación del servicio de aseo por la entrada de nuevos operadores en Bogotá y Cundinamarca. 
 
El incremento en los ingresos operacionales estuvo parcialmente compensado por:
 
·         Una mayor actividad del mercado en términos de fraudes registrados que han impactado el resultado de las pérdidas reales de energía.
 
Menor margen en tarjetas de crédito, debido a una  mayor provisión de cartera por efecto del comportamiento de la tasa de morosidad de clientes.
 
 
De otro lado, los costos fijos presentan una reducción del 1,2% gracias al programa de eficiencias implementado y a los resultados de las inversiones que han permitido dismunir las fallas en las redes.
 
Por su parte, el EBITDA registró un aumento del 9,2%, explicado por el crecimiento de los ingresos y eficiencias en la gestión de costos fijos explicada anteriormente.
 
El EBIT reflejó un incremento de 14,7%, principalmente por los resultados obtenidos a nivel de EBITDA y  al efecto positivo de la reducción en las provisiones de cartera frente al 2020, año en el que se registró un incremento sustancial en este rubro dado el deterioro de la cartera comercial por efecto de la pandemia. 
 
La Utilidad Neta se incrementó 14,0% frente al mismo periodo del año anterior, reflejando los resultados positivos del EBIT a pesar de un incremento en el gasto financiero (+11,2%). Este último, producto de un mayor saldo promedio de deuda por la ejecución del plan de inversiones y un mayor valor de provisión de impuestos que incorpora el efecto sobre el diferido por el aumento de la tarifa nominal sobre el impuesto de renta al 35%, incluido en la Ley de Inversión Social.
 
En línea con lo anterior, la Deuda Financiera Neta presenta un crecimiento del 32,0% frente al mismo periodo de 2020, como resultado del ambicioso plan de inversiones que adelanta la Compañía y que genera nuevas necesidades de financiamiento a lo largo del año.
 
Entre enero y septiembre de 2021, Enel-Codensa acumuló inversiones por $658.094 millones de pesos,  enfocadas en la modernización y mantenimiento de la infraestructura de distribución, el telecontrol, la repotenciación de subestaciones y la ampliación de la capacidad de las líneas y circuitos, con el objetivo de viabilizar la atención de la nueva demanda y la conexión de nuevos clientes en baja, media y alta tensión.
 
Se destaca en este último trimestre la inauguración de la segunda electrolinera en Unicentro Bogotá, convirtiéndose en la estación de recarga más grande y rápida en un centro comercial, además de la apertura del primer campo de prueba de cable subterráneo, que materializa nuevas oportunidades para la adopción de nuevas tecnologías que transformarán los espacios de la capital en lugares visiblemente más limpios, sostenibles y con una oferta urbanística de mayor calidad.
 
 
Resultados operativos 9M de 2021
 

  

 

9M 2021

9M 2020

VARIACIÓN %

DEMANDA DE ENERGÍA NACIONAL (GW/h)

54.913

52.309

+5,0%

DEMANDA DE ENERGÍA ENEL-CODENSA(1) (GW/h)

11.447

10.731

+6,7%

PARTICIPACIÓN MERCADO ENEL-CODENSA

20,7%

20,6%

+0,1

ÍNDICE PROMEDIO DE PÉRDIDAS DE ENERGÍA

7,59%

7,54%

+0,05

TOTAL CLIENTES ENEL-CODENSA

3.681.282

3.584.631

+2,7%

SAIDI(2)

511’

655’

-22,0%

SAIFI(3)

8,3

9,9

-15,8%

(1)         Demanda de energía dentro de la red de Enel-Codensa, no incluye pérdidas del Sistema Interconectado Nacional

(2)         Indicador que mide la duración promedio de las interrupciones percibidas en el servicio durante los últimos 12 meses

(3)         Indicador que mide la cantidad de veces promedio que se presenta una interrupción en el servicio durante los últimos 12 meses

La demanda de energía nacional mantiene una dinámica positiva. Durante lo corrido del año, registra una tasa de crecimiento de 5,0%, apalancada por la  reapertura de los sectores productivos y la recuperación de los hábitos de consumo en todo el país. La demanda de energía en el mes de septiembre muestra un crecimiento del 7,28% respecto al mismo mes de 2020, lo que ratifica la recuperación económica.  

En cuanto a la demanda de energía en la zona de influencia de Enel-Codensa (Bogotá y Cundinamarca), se evidencia un aumento  del 6,7%, ubicándose dos puntos porcentuales por encima del crecimiento de la demanda nacional y evidenciando el buen ritmo de crecimiento en los segmentos comercial e industrial. Además, cabe señalar que el crecimiento acumulado recupera la caída observada en 2020 e incluso supera los niveles registrados antes del inicio de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.
 
El índice promedio de pérdidas de energía de Enel-Codensa para los últimos doce meses refleja un crecimiento de 0,05 puntos, producto de dos aristas: mayores pérdidas técnicas por recuperación de la demanda de energía y mayor propensión de fraude en ciertas localidades. Frente a ello, se ha reforzado el plan de acción a través de un incremento en el número de inspecciones técnicas, nuevas campañas de focalización, normalización de usuarios con conexión directa a la red y la habilitación de puntos de medida que permiten identificar zonas críticas con altos volúmenes de fraude.
 
El número total de clientes de Enel-Codensa se incrementó en 2,7%, resultando de las nuevas conexiones durante el periodo en mención y originado por el crecimiento orgánico de la Compañía.
 
Respecto a los resultados en los indicadores de calidad de servicio, y con respecto al mismo periodo del 2020, se alcanzó una disminución del 15,8% en la frecuencia en las interrupciones del servicio por cliente (SAIFI) y del 22% en la duración de dichas interrupciones (SAIDI). Lo anterior, gracias a la ejecución del plan de inversión focalizado en mantenimiento eléctrico, proyectos de telecontrol y modernización de la red a pesar de los importantes retos que representaron las altas precipitaciones en la zona de influencia y que han estado por encima del promedio.
 
Dividendos
 
Al 30 de septiembre de 2021, Enel-Codensa pagó un total de $908.483 millones de pesos en dividendos a sus accionistas, más de 2.7 veces el valor pagado el año anterior. Estos incluyen el cambio de política de distribución de dividendos del 70% al 90%, además del anticipo de pago de la segunda y última cuota de dividendos del 2021, realizado en agosto e inicialmente previsto para el mes de diciembre, en línea con lo aprobado por la Asamblea General de Accionistas celebrada en julio de 2021, en el marco del acuerdo logrado con el socio Grupo Energía de Bogotá.