Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

Se mantienen las diferencias en torno al precio del diésel

0
0
0
s2sdefault
En una audiencia pública, representantes de gremios y de ministerios defendieron sus posturas con respecto al incremento de precios.
El precio del diésel (Acpm) se ha mantenido estable desde 2022, cuando se realizó el último incremento en el ingreso al productor de este combustible. Esto ha llevado a que el Gobierno tenga que girar recursos importantes para pagar el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (Fepc).
 
Por este motivo, se citó una audiencia pública en la Comisión Cuarta del Senado en la que representantes del Ministerio de Hacienda y de Transporte, así como gremios del sector presentaron sus argumentos con respecto al alza que podría tener el precio de este galón.
 
A su vez, algunos gremios expusieron la necesidad de revisar la fórmula con la que se determina el valor del galón de este combustible y revisar otro tipo de alternativas para no generar un choque.
 
La viceministra técnica de la cartera de Hacienda, María Fernanda Valdés, manifestó que durante 2023 el Gobierno pagó $7.143 por cada galón de este combustible por cuenta del congelamiento del precio. Eso llevó a que a cierre de año el Fpec le costará $20,5 billones al Gobierno, de los cuales unos $16 billones se explican por el subsidio al diésel.
 
Añadió que es necesario tener en cuenta que es un subsidio regresivo, en la medida que se les da un mayor monto a los hogares de mayores ingresos en el país.
 
Dijo que el comportamiento de la inflación en los hogares de menores ingresos ha tenido un comportamiento de disminución, con lo que podría iniciar la senda de alza en el precio del galón.
 
Destacó que el efecto inflacionario es menor que el de un alza a la gasolina, en la medida que una subida de 1% en su precio impactaría en 1,4 puntos básicos el costo de vida.
 
Ahora bien, Alfonso Medrano, presidente de la Cámara Intergremial de Transporte Unidos, expuso que se debería contemplar la posibilidad de cambiar la fórmula con la que se establece el precio de este combustible líquido “que es el que mueve al país”.
A esto se sumaron otras propuestas como la posibilidad de que no se tuviera en cuenta el precio de paridad como referente para establecer el ingreso al productor.
 
Esto quiere decir que en lugar de tenerse en cuenta el precio del barril Brent y el del dólar para calcular el precio del galón de combustibles, sino que se tenga en cuenta en costo para producir el combustible y a esto se le sume un margen de utilidad para Ecopetrol, que es el mayor productor de petróleo del país.
 
Juan Pablo Fernández, asesor de la Cámara Intergremial de Transporte Unidos, dijo que de lo contrario, el sector del transporte de carga tendría un choque de precios que podría escalar entre 15% y 33% el valor del transporte de pasajeros y carga. “Eso impactaría toda la actividad productiva del país”, manifestó.
 
Los representantes gremiales también llamaron la atención sobre otros aspectos que están teniendo impactos en el transporte de carga, como el incremento en los peajes.
 
Nidia Hernández, presidente de Colfecar, manifestó durante la audiencia pública que por carretera se mueve hasta 97% de la carga nacional, que ya se ha visto afectado por la desaceleración económica.
 
Destacó que mantener el precio estable tendría un efecto positivo en la economía, contribuyendo a mantener el consumo, gracias a tener estable los precios de los productos que se mueven. 
 
Añadió que el PIB del transporte ha venido cayendo, pues en 2023 disminuyó 0,9%, con lo que una subida en el precio de su principal insumo tendría un efecto. Aseguró que hay inseguridad en el territorio, así como bloqueos que están poniendo aún más presión para los transportadores, con lo que una escalada podría ser una estocada para el sector.
 
“Todo esto sumado está generando sobrecostos, y bajo esta situación ni el sector productivo ni el bolsillo de los colombianos pueden asumir un costo más”, remató Hernández y llamó a que se considere por este motivo mantener los precios estables en este combustible.
 
Para este año, Hacienda espera que el déficit en el Fondo de Estabilización sea de $9,5 billones, lo que significa que haya un incremento en el precio del galón del Acpm.
 
Sin embargo, hasta el momento no se ha hecho ningún ajuste, puesto que el Gobierno acordó hacer las alzas por medio de acuerdo con los transportadores. De hecho, el viceministro de Transporte, Eduardo Enríquez Caicedo, señaló que ya van 10 meses de diálogo con este sector para llegar a un acuerdo.
 
Por Daniel Morales para LaRepública.