Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

Choque de cifras entre los generadores y comercializadores por las tarifas de energía

0
0
0
s2sdefault
Mientras que Acolgen dice que las generadoras se llevan 38% del recibo de energía, Codisgen señala que el peso es de 56%.
La factura de la luz que usted recibe mes a mes se compone de varios rubros en la que cada eslabón de la cadena recibe una parte de lo que usted paga.
 
Así, las empresas generadoras, las comercializadoras y las distribuidoras se llevan una porción del pastel de cada uno de los recibos de energía.
 
Las alertas por los altos costos de las tarifas vienen en aumento por cuenta del fenómeno de El Niño que ha bajado el nivel de los embalses, especialmente, en las facturas de los hogares de la región Caribe.
 
La contingencia ha llevado a que, desde diferentes sectores, se propongan soluciones para disminuir el precio del kilovatio, pero también ha dirigido la mirada a qué es lo que más cuesta en el recibo de la luz.
 
En ese sentido, el porcentaje que se lleva cada parte depende desde el sector al que se le pregunte.
 
De acuerdo con la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica, Acolgen, gremio que reúne a 16 empresas que representan 85% de la capacidad instalada de Colombia, dice que 38% de lo que paga cada colombiano va para la generación de energía.
 
Según Natalia Gutiérrez, presidente del gremio, esta se produce a partir de fuentes como el agua, el viento, el sol, o combustibles fósiles.
 
La dirigente gremial señala que los distribuidores se llevan 32%. Esto, en palabras simples, es “el transporte de la energía hasta nuestros hogares”, añadió Gutiérrez.
 
Sigue 13% que va destinado a la comercialización, que es el proceso mediante el que las empresas leen el consumo y atienden al usuario final.
 
La factura se sigue dividiendo, esta vez, en lo que va destinado a pérdidas eléctricas, que representa 8%. Aquí Gutiérrez dice que se dan de dos maneras, “cuando alguien roba energía y las perdidas técnicas que se dan durante el transporte de la energía”.
 
A propósito de estas cifras que entregó Acolgen, pronunció Yulieth Porras, presidente del recién creado gremio de comercializadores y distribuidores de energía, Codisgen, el cual atiende a los mercados más vulnerables del país, como la región Pacífica y algunos de la Costa.
 
De acuerdo con Porras, las empresas generadoras no se llevan 38% del costo total del valor del kilovatio, sino 56%, por lo menos, en el caso de la costa Caribe. Si se suman los transmisores, el porcentaje se eleva a 64%.
 
“El incremento de las tarifas se ha dado a nivel nacional, no solamente en la región Caribe. Cuando nos vamos para el caso particular de esta zona y empezamos a ver cada uno de los componentes que hacen parte de la factura, que no son otra cosa que los agentes que participan dentro del proceso de prestación de servicio de energía, empezando desde la generación, pasando por la transmisión, luego sigue la distribución y finalmente la comercialización de energía, encontramos que el peso que tiene el costo de generación dentro de ese valor de kilovatios representa en promedio de 56%”, dijo Porras.
 
La dirigente gremial añadió que esto quiere decir que para que haya una disminución efectiva dentro del costo del kilovatio hora, es necesario gestionar el costo en bolsa y en contratos que ofrecen las generadoras de energía.
 
De acuerdo con las cuentas que hace el gremio de comercializadores, dentro de ese 64%, solo la generación representa 38% de la factura de energía, a lo que también suma 19% de las pérdidas, 6% de la transmisión y 1% de las restricciones.
 
En cuanto al 36% restante de comercialización y distribución, 20% representa la primera y 14%, la segunda, y el 2% restante es para el Cprog, o más conocido como el costo eficiente del programa de reducción de pérdidas eficientes, que es la variable determinada por la Creg a través de la cual se espera que los usuarios regulados paguen el costo de dichos programas.
 
Las cuentas que presenta Asocodis, otro gremio de comercializadores
José Camilo Manzur, director ejecutivo de Asocodis, otro gremio que reúne a distribuidores y comercializadores entregó los costos promedio a los usuarios residenciales de Colombia en diciembre del año pasado.
 
Manzur dice que la generación, representa 40%; la⁠ transmisión, 6%; la distribución, 28%; la comercialización, 13%, las pérdidas son de 11%, y las restricciones equivalen a 2%.
 
“Todas las propuestas que se hagan deben estar enmarcadas en un equilibrio que garantice unas tarifas eficientes, minimizando el impacto a los usuarios y la garantía en la prestación del servicio”, dijo Manzur.
 
Por Brayan Becerra para LaRepública.