Menu
RSS

Grupo Enel, 23 años apostando a la energía sostenible

0
0
0
s2sdefault
· Durante 23 años de gestión en Colombia, Enel-Codensa y Enel-Emgesa se han centrado en aportar al desarrollo del sector eléctrico, fundamental para el crecimiento y progreso del país.
 
· Enel-Emgesa y Enel-Codensa han destinado más de 13,2 billones de pesos a la operación y modernización de su infraestructura.  
 
· Más de 2 millones de personas se han beneficiado con proyectos de desarrollo social en programas de educación, proyectos productivos y energización en zonas de influencia de Enel-Codensa y Enel-Emgesa.
 
 
 
Foto Lucio Rubio BajaBogotá. octubre de 2020.  Enel-Codensa y Enel-Emgesa le han apostado al desarrollo del sector eléctrico durante 23 años de operación y se siguen transformando para enfrentar los retos de la transición energética en Colombia. El trabajo de las Compañías durante los próximos años, estará enmarcado en la generación, distribución y comercialización sostenible de energía, la transformación digital y el foco en el cliente para seguir impulsando el desarrollo y crecimiento del país.
 
 
 
Desde 1997, las compañías de Enel en Colombia han crecido, han generado desarrollo económico y social, y han beneficiado a las comunidades de las áreas de influencia, así como a sus trabajadores. Los aportes de las dos compañías han contribuido al liderazgo del sector eléctrico.  Enel-Emgesa genera el 21,4% de la energía del País y Enel-Codensa, cubre  el 23% del mercado de distribución, prestando el servicio a más de 3’500.000 clientes en Bogotá y Cundinamarca.
 
Respecto a las inversiones y los aportes al País por parte de las dos Compañías, las cifras son representativas.  Además de los 13,2 billones de pesos destinados a la operación y modernización de su infraestructura, también se han pagado impuestos de renta por 11,5 billones y se han realizado transferencias por más de 1 billón de pesos destinadas a proteger el medioambiente y a mejorar las cuencas hidrográficas a nivel nacional.
 
Durante su recorrido, las Empresas también se han preocupado por sus colaboradores y han trabajado por promover el equilibrio entre la vida personal y laboral. Por eso, han sido reconocidas como pioneras en crear una Política de Calidad de Vida en el sector eléctrico y fueron las primeras en recibir la Certificación Sello de Oro otorgada por el Ministerio de Trabajo con el respaldo de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y el apoyo técnico del PNUD.
 
“Hemos trabajado a lo largo de 23 años por el sector y el país, lo que nos llena de orgullo. Nuestros esfuerzos han estado enfocados en aportar a la confiabilidad del sistema eléctrico de Colombia, prestar un servicio de calidad, evolucionar la atención de nuestros clientes para responder mejor a sus necesidades, desarrollar políticas de equidad y calidad de vida para nuestros trabajadores, desarrollar nuestras labores de forma segura y ser jugadores clave en el proceso de transición energética que vive el país “, aseguró Lucio Rubio Díaz, director general de Enel en Colombia.
 
OPERACIÓN SOSTENIBLE Y RESPONSABLE
 
Durante estos 23 años, Enel-Codensa ha realizado trabajos de mejoramiento y modernización de la red de distribución de energía con lo que se han mejorado los indicadores de calidad del servicio, hasta llegar a tener hoy, uno de los mejores del país. Y, por su parte, Enel-Emgesa ha modernizado y digitalizado sus centrales, así como ha crecido su parque generador con la construcción y puesta en operación de la Central Hidroeléctrica El Quimbo (400 MW), considerada como uno de los proyectos de generación de energía renovable (hidráulica) más grandes en los últimos tiempos de Colombia.
 
“Al mismo tiempo que invertimos en nuestra operación, nos preocupamos por ser ambientalmente responsables, así como por fomentar y promover el desarrollo social y económico de las comunidades del área de influencia. Hoy, podemos decir que más de 2 millones de personas se han beneficiado de nuestros proyectos de desarrollo sostenible en programas de educación, proyectos productivos y energización en zonas de influencia de Enel-Codensa y Enel-Emgesa” afirmó Rubio Díaz.
 
Si bien la sostenibilidad es un tema que ha acompañado a las compañías en los últimos 23 años, desde hace cinco años, Enel-Codensa y Enel-Emgesa sumaron a su estrategia el compromiso público de enfocar sus esfuerzos en seis ODS: la educación de calidad (ODS 4), así como el desarrollo de proyectos orientados a promover el acceso a la energía (ODS 7), el trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8), la innovación (ODS 9), la consolidación de comunidades y ciudades sostenibles (ODS 11), y la lucha contra el cambio climático (ODS 13).
 
En este sentido, los proyectos sostenibles que se ejecutan desde las dos compañías, se enmarcan en el cumplimiento de estas metas con proyectos como: la restauración ecológica del Bosque Seco Tropical de El Quimbo, el Bosque Renace y programas de aliados como el Ecoparque Sabana. Algunos otros enfocados a la educación o al acceso de energía como: Buena Energía para tu Escuela, Plan Semilla o Cundinamarca al 100%; o proyectos como el Efecto Caco para promover el trabajo decente.
 
También, las Compañías crearon su propio modelo de innovación sostenible llamado Innovability, a través del cual se ha dado paso a importantes iniciativas como el chatbot Elena, Click Enel y los proyectos I+D+i desarrollados con universidades que ofrecen soluciones eficientes para los clientes y el mercado, mientras generan valor compartido.
 
Uno de los retos corporativos en el que se sigue avanzando, es la equidad de género en el sector eléctrico. La diversidad e inclusión son pilares fundamentales para la estrategia de Enel en Colombia, se ha trabajado en la implementación de iniciativas encaminadas a cerrar las brechas de género y a promover espacios de trabajo igualitario entre hombres y mujeres.
 
Por ejemplo, hoy en un sector altamente masculinizado, el 31,6% de los cargos directivos de las compañías de Enel en Colombia están ocupados por mujeres. Si bien se ha mejorado en diferentes indicadores, el objetivo es seguir avanzando con innovadoras iniciativas para aportar a la calidad de vida de los empleados y disminuir las brechas.
 
Bajo este panorama y luego de los 23 años de experiencia, Enel-Codensa y Enel-Emgesa, trabajan por estar a la vanguardia y aportar en la transición energética. Para Lucio Rubio, “la transición energética nos ha llevado a plantearnos retos en cuatro pilares fundamentales como lo son el desarrollo de las energías renovables no convencionales, la automatización y digitalización de la red, el uso y desarrollo de nuevas plataformas y la movilidad eléctrica, lo que representan una verdadera transformación para el sector”.
 
Enel-Codensa, por ejemplo, es uno de los actores que acompaña el desarrollo de Bogotá en temas de movilidad eléctrica en el transporte público. A través de Enel X, línea de negocio de Enel-Codensa se trabaja en la construcción y operación de las cuatro (4) primeras electro-terminales de Bogotá, siendo la primera y más grande infraestructura de recarga para la flota de buses eléctricos de transporte masivo de Latinoamérica. 
 
Asimismo, la Compañía se encuentra ejecutando uno de los proyectos más grandes de su historia: el plan de expansión “Bogotá-Región 2030”. La Compañía fortalecerá su infraestructura eléctrica en Bogotá y Cundinamarca, mediante la construcción de 30 subestaciones de alta tensión y sus líneas de transmisión asociadas al año 2030, ubicadas estratégicamente, de acuerdo a los planes de desarrollo, como parte del plan de crecimiento de la ciudad y el departamento.
 
Temas como la diversidad, el liderazgo social, la seguridad y confiabilidad del servicio, la generación de energía limpia, la digitalización, la movilidad eléctrica y la flexibilización de las redes, serán entre otros, desafíos por los que seguirán trabajando las compañías de Enel en Colombia durante los próximos años.