Menu
RSS

Bahía Portete y Puerto Bolívar, un ejemplo de integración de la actividad industrial y la conservación de la biodiversidad

0
0
0
s2sdefault
Puerto BPuerto Bolívar, el puerto desde donde Cerrejón ha exportado durante más de 30 años cerca 600 millones de toneladas de carbón, y el Parque Nacional Natural Bahía Portete, son un ejemplo de cómo la actividad industrial y comercial y la conservación medio ambiental pueden ir de la mano. Con una extensión de 14.000 hectáreas, el Parque Nacional permite la protección de manglares, corales y pastos marinos en la Alta Guajira.
 
Bahía Portete, declarado Parque Nacional Natural en 2014 con el apoyo de Cerrejón, es un ejemplo de cómo la conservación y el desarrollo pueden ir de la mano con acciones responsables que contribuyen a la protección de ecosistemas estratégicos para La Guajira. Es así como desde 1985 Cerrejón cuenta con un sistema de cargue directo, con bandas transportadoras cubiertas para reducir las emisiones, antes de que esto se convirtiera en una exigencia legal en Colombia.
 
“En Cerrejón estamos comprometidos con desarrollar nuestras operaciones de forma armónica con el medio ambiente y lo hemos confirmado durante más de 30 años donde hemos interactuado con diferentes ecosistemas responsablemente tanto en La Mina como en Puerto Bolívar, demostrando que si es posible hacer minería bien hecha”, manifestó Luis Madrinan, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.Además del trabajo en Bahía Portete, Cerrejón ha contribuido a la declaratoria de más de 60.000 hectáreas de áreas protegidas, en alianza con Conservación Internacional, Fundación Herencia Ambiental Caribe y Corpoguajira, que incluyen la Reserva Forestal Protectora de Montes de Oca y el DMI cuenca baja del río Ranchería y delta del río Ranchería, con lo que buscan asegurar la preservación de estos ecosistemas. La empresa también se encuentra gestionando la declaratoria de la primera reserva privada de la sociedad civil Aguas Blancas -Santa Helena – Mushaisa, para la conservación de 1.976 hectáreas ubicadas entre los municipios de Albania y Hatonuevo.
 
Cabe destacar que, junto al Instituto Humboldt, Cerrejón estableció el primer laboratorio de bosque seco tropical en el Caribe colombiano con una megaparcela de 10 hectáreas donde se monitorea e investiga este ecosistema estratégico para la región.
 
Con la declaratoria de las áreas protegidas, así como con otras acciones de reforestación y conservación en zonas de gran importancia ecológica, Cerrejón contribuye a la conformación de un corredor biológico de más de 25.000 hectáreas entre la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá, en el cual, junto con las comunidades, se sembrarán más de ocho millones de árboles nativos en los próximos años.
 
 
 
Cerrejón/pm