log in

De Interés Ambiental

Venezuela o un barco griego, ¿de dónde salió el petróleo que causa crisis ambiental en Brasil?

0
0
0
s2sdefault
DERRAME BRASISLEl extraño vertido de petróleo que, desde hace meses llega a las costas de Brasil y del que nadie sabe el origen, llegó a un santuario de ballenas jorobadas. Varios pueblos de pescadores han sido afectados y el manejo del desastre ambiental ya escaló a la esfera política.
 
Desde el pasado 2 de septiembre, más de mil toneladas de petróleo han llegado a cerca de 300 playas de los nueve estados de la región nordeste de Brasil, uno de los centros turísticos por excelencia de ese país y hogar de corales de gran valor, además de una rica biodiversidad.
 
Son 2.250 kilómetros de costas en nueve estados brasileños los que están afectados por este derrame, que se detectó el 30 de agosto, cuando fue avistada la primera mancha de crudo. Hasta el momento han sido recogidas y descartadas más de 2.300 toneladas de arena o rocas impregnadas con petróleo y decenas de animales han sido hallados con vestigios del crudo, de los cuales casi una veintena han muerto, principalmente tortugas marinas.
 
¿De dónde salió este petróleo?
 
El misterio rodea este desastre ambiental, consdierado el peor de la historia de la costa brasileña que ha afectado fauna, flora y aldeas de pescadores. Hace una semana, Petrobras, la petrolera estatal de Brasil, afirmó que el crudo era de Venezuela. 
 
"Hicimos análisis en más de treinta muestras y concluimos que (el crudo) es de tres campos venezolanos. El origen del derrame es otra cosa. Lo que entendemos es que fue en la costa brasileña",  declaró el director de Asuntos Corporativos de Petrobras, Eberaldo Neto, durante una rueda de prensa en la sede de la petrolera, en Río de Janeiro.
 
El estudio de Petrobras concluyó el origen tras comparar la composición química del material recolectado en las playas con centenas de muestras del mundo que mantiene en su centro de investigaciones, en Río. El petróleo venezolano, con una densidad muy diferente al de Brasil, se mezcla con el agua, imposibilitando que sea detectado por vía satelital.
 
Pero el gobierno de Venezuela y su estatal petrolera, PDVSA, negaron tener algo que ver con el vertido. Petrobras, para evitar un incidente diplomático, aclaró que Venezuela no es el culpable directo del derrame de crudo, porque el crudo puede haber sido embarcado en alguna operación ilegal y llevado por alguna nave fantasma. El ministro del Medio Ambiente, Ricardo Salles, dirigió las culpas hacia la ONG internacional Greenpeace. 
 
 
En medio de la incertidumbre por el origen del vertido, esta semana las miradas acusadoras se dirigieron hacia un buque de bandera de Grecia. La Policía Federal brasileña informó este viernes de que investiga a un buque de bandera griega cargado con petróleo venezolano como presunto responsable del vertido de crudo que ha afectado a cientos de playas del noreste del país.
 
"La embarcación, de bandera griega, atracó en Venezuela el 15 de julio, permaneció tres días y siguió rumbo a Singapur, por el océano Atlántico, para aportar en Sudáfrica. El vertido investigado habría ocurrido en ese trayecto", dice una nota divulgada por la Policía Federal.
 
Ver más: Hallan probable origen del derrame de petróleo en Brasil
 
La nota agrega que el derramamiento del crudo pudiera haber ocurrido a unos 700 kilómetros de la costa brasileña "entre los días 28 y 29 de julio" y que ese buque de bandera griega "era el único" que navegaba por esa zona, lo cual fue establecido mediante estudios "de geo-inteligencia y cálculos oceanográficos regresivos".
 
La investigación se centró en la observación de imágenes satelitales de 30 navíos y llegó a la conclusión de que ese buque, con una capacidad de carga de 80.000 toneladas de crudo, era el "principal sospechoso" del desastre, indicó un comunicado conjunto del ministerio de Defensa, la Armada y la Policía Federal (PF).
 
Atenas confirmó que cinco barcos con bandera griega están siendo investigados, aunque este sábado un vocero de la empresa que gestiona el barco sospechoso, negó que la aeronave tenga un escape.
 
El sitio web brasileño de información G1, que pertenece al grupo brasileño de comunicación Globo, rastreó el trayecto realizado por el barco griego "Bouboulina", que está actualmente en Sudáfrica: después de haber sido retenido en Estados Unidos durante cuatro días debido a problemas técnicos, repostó en Venezuela antes de continuar hacia Malasia y después Sudáfrica.
 
Una cuestión política
La demora del Gobierno en actuar frente al vertido generó una ola de críticas a la gestión medioambiental de Bolsonaro, que ya había sido objeto de protestas en esa área debido a los vastos incendios que, hace unos meses, se expandieron por la región amazónica.
 
La ONU manifestó esta semana su "profunda preocupación" por "los daños inestimables causados (por el derrame) tanto a los ecosistemas marino y terrestre como a la vida de las poblaciones locales" en casi un cuarto de los más de 7.000 kilómetros de litoral brasileño.
 
Ver más: La Amazonia, una cuestión más allá de la soberanía
 
El organismo se dijo dispuesto a "colaborar con las autoridades y la sociedad civil en la búsqueda del origen (del vertido) y soluciones y alternativas para mitigar sus daños".
 
Esta es la segunda gran catástrofe ambiental que ocurre en Brasil en los últimos meses, después de que las imágenes de la Amazonía en llamas dieran la vuelta al mundo el pasado agosto.
 
La ambientalista Marina Silva afirmó este sábado que el Gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro es "incompetente y arrogante" frente a la crisis ambiental provocada. 
 
"No pidió ayuda internacional y además de incompetente es arrogante. Es de eso que se trata. Es la falta de acción, falta de compromiso, incompetencia y arrogancia", declaró la exministra de Medio Ambiente durante una marcha en Recife promovida por pescadores afectados, la oenegé Greenpeace y otros movimientos ecologistas.
 
 
La exsenadora, en su primer pronunciamiento público frente al daño ambiental, levantó su voz contra los "cortes del presupuesto en el ministerio y el debilitamientos de organismos", como el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y los Recursos Naturales Renovables (Ibama, regulador).
 
 
Santuario de ballenas
 
Este sábado el vertido seguía apareciendo y las autoridades brasileñas encontraron en el archipiélago de Abrolhos, considerado como la mayor cuna de ballenas jorobadas del Atlántico Sur, restos de petróleo procedentes del vertido que ha afectado a cientos de playas en el litoral nordeste del país, informó la Marina.
 
Pequeños fragmentos de crudo fueron encontrados y retirados en Santa Bárbara, una de las cinco islas que conforman Abrolhos, un santuario ecológico situado en el litoral sur del estado de Bahía, en el nordeste de Brasil, que también alberga corales de gran valor.
 
En los últimos días había crecido el temor a que las viscosas y tóxicas manchas de petróleo llegasen al archipiélago de Abrolhos, como así fue registrado este mismo sábado por la Marina.
 
Abrolhos, con una superficie aproximada de 91.300 hectáreas distribuidas en cinco islas, recibe a ballenas jorobadas en su fase reproductiva.
 
Estos cetáceos, que pueden medir hasta 16 metros y pesar 40 toneladas, están presentes en todos los océanos, pero llegan a Brasil entre julio y noviembre para reproducirse en las aguas cálidas de los trópicos.
 
Inician la temporada de reproducción alejados del duro invierno de la región Antártida y permanecen entre cuatro y cinco meses, hasta que sus crías están lo suficientemente desarrolladas para regresar con sus madres al continente más austral de la tierra. 
 
 
ELMUNDO | ELESPECTADOR.COM
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK