Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

El sector del litio necesita 42.000 millones de dólares, ya que el cambio de rumbo de China añade costes

0
0
0
s2sdefault

La industria mundial del litio necesita hasta 42.000 millones de dólares de inversión para el final de la década con el fin de satisfacer la demanda de este material crucial para la fabricación de baterías, y los intentos de construir cadenas de suministro fuera de China están sujetos a costes mucho más altos, según un proveedor de datos e inteligencia de mercado.

El sector necesitará 7.000 millones de dólares de inversión cada año desde ahora hasta 2028, según un informe de Benchmark Mineral Intelligence. Eso le ayudaría a satisfacer una demanda prevista de 2,4 millones de toneladas anuales para 2030, lo que supone cuatro veces más que las 600.000 toneladas que se calcula que se producirán en 2022.

La previsión llega en un momento en que Europa y Norteamérica buscan reducir su dependencia de las importaciones chinas y desarrollar su propia producción de litio. Esta estrategia podría requerir alrededor del doble de capital que depender de la obtención del producto refinado de la potencia asiática, dijo Benchmark.

China ha disfrutado de un dominio sobre la cadena de suministro de litio, reforzado por la agrupación económica, un alto nivel de experiencia y menores costes laborales y energéticos.

"Si se quiere litio con el menor impacto ESG posible, la solución puede costar más fuera de China", dijo el analista Cameron Perks en el informe.

En EE.UU., el gobierno de Biden ha impulsado la aceleración de la producción de metales clave para baterías, con más de 3.000 millones de dólares en subvenciones para ayudar a procesar elementos como el litio. Mientras tanto, Canadá también ha destinado hasta 3.800 millones de dólares canadienses (2.900 millones de dólares) en el presupuesto de este año para construir una cadena de suministro de metales críticos a nivel nacional.

El litio, que es fundamental para la transición hacia las energías limpias, se ha disparado más de un 400% en China durante el último año, ya que la oferta lucha por seguir el ritmo del auge de los vehículos eléctricos.

Tesla. Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, ha hecho un llamamiento público para que se invierta más en la extracción de litio, y ha dicho que el gigante automovilístico podría considerar la posibilidad de extraerlo o refinarlo directamente después de que los precios hayan subido a "niveles demenciales".

La escasez de materias primas para fabricar baterías está limitando la producción de vehículos eléctricos, lo que significa que sus fabricantes podrían tener que dedicarse a la minería si quieren fabricar los coches a gran escala, dijo el director ejecutivo de Benchmark, Simon Moores, en el informe. Aunque los principales productores de litio tienen previstas grandes inversiones, éstas no serán suficientes por sí solas y se necesitarán nuevas minas, añade la nota.

Los fabricantes de automóviles podrían intervenir y "tienen más de una razón para hacerlo", según Perks. "A diferencia de los inversores, no sólo buscan un retorno de los beneficios generados por el litio. Buscan asegurarse el suministro para sus baterías".


Fuente: Bloomberg