Logo

Proyecto educativo productivo ‘Sembrando Futuro’ pasa a manos de la comunidad

0
0
0
s2sdefault

*Tras cinco años del aporte esencial de distintos aliados para apoyar la iniciativa productiva de banano, culmina exitosamente la fase final del proyecto con la entrega de la infraestructura y hectáreas sembradas a la comunidad de Prado Sevilla, Zona Bananera.

Con gran éxito culmina la fase final del proyecto ‘Sembrando Futuro’, una iniciativa agropecuaria autosostenible que permitió la formación técnica de 513 estudiantes de los grados noveno, décimo y once de la Institución Educativa Departamental Humberto Velásquez García, en el corregimiento de Prado Sevilla, municipio Zona Bananera.

“Este proyecto nació hace más de cinco años de la unión de muchos esfuerzos, hoy entregamos un cultivo con dos hectáreas totalmente productivas, una empacadora, una caseta de bioseguridad y hemos venido a través de la asociación apoyando en la asistencia técnica, con elementos para el buen funcionamiento del cultivo”, señaló José Francisco Zúñiga Cotes, presidente ejecutivo de ASBAMA.

‘Sembrando Futuro’ inició en enero de 2017 y se desarrolló gracias al aporte esencial de la alianza entre la Asociación de Bananeros del Magdalena y La Guajira, ASBAMA; Drummond Ltd.; Bananeros Unidos de Santa Marta, BANASAN; Fundación Amigos Forjando Futuro, FAFF; Fundación Social de Tecbaco S.A., FUNDEBAN; y con el propósito de integrar al Ejército Nacional con la comunidad se contó con el coronel Héctor Reyes M, como representante de los Profesionales Oficiales de Reserva del Ejército Colombiano.

En representación de Drummond Ltd., Álvaro Daza, coordinador del departamento de Relaciones con la Comunidad para el Magdalena, destaca que, “con ‘Sembrando Futuro’ consolidamos nuestro aporte con el sector educativo; nos complace entregar 2 hectáreas sembradas de banano con la infraestructura completa para su funcionamiento. Invito a las directivas del colegio y a la comunidad educativa en general al cuidado y sostenimiento del cultivo para el beneficio de las futuras generaciones”.

El proyecto permitió realizar la formación técnica y pedagógica en el manejo y cultivo del banano, como economía agropecuaria auto-sostenible, al tiempo que permitiese contribuir al rescate de la tradición y el relevo generacional en el sector bananero de la región. Así mismo, tuvo un componente adicional de competencias blandas asociadas a la inteligencia emocional y el fortalecimiento de las capacidades de cada estudiante en su forma de interactuar efectivamente a nivel personal y profesional y así conducirlos a la construcción de un proyecto de vida. Este componente fue liderado por la Fundación BANASAN y la Cámara de Comercio de Santa Marta.   

Para Claudia Marcela Rivas, representante de la Fundación Amigos Forjando Futuro, “el propósito de este proyecto ha sido básicamente fomentar en los estudiantes el amor por el campo. También brindarles oportunidades a ellos ya que hay mucha carencia en la parte educativa, para que los muchachos puedan tener un mejor futuro”.

A lo largo del proyecto, estos jóvenes pertenecientes a la población rural recibieron formación en conocimientos del cultivo, procesamiento y exportación del banano, teniendo como resultado final el rescate de la tradición cultural bananera en los jóvenes y la adquisición de valores positivos hacia el campo.

Por su parte José Fernando Bob, profesor del colegio Humberto Velásquez García, quien coordinó la iniciativa, manifestó que esta ha sido fundamental para los estudiantes, sus familias y la misma institución: “Hay testimonio de madres que nos han dicho que sus hijos y sus hijas hablan con su papá. Que antes veían a su papá como un trabajador que

llegaba sudado, que llegaba cansado con las manos manchadas de guineo (…) pero a raíz de que ellos trabajan aquí en el proyecto han sido capaces de entender por qué su papá es importante, por qué su papá trabaja en esa finca (...) La cohesión social ha sido fundamental”.

De igual forma, los docentes que participaron permanentemente en el proceso adquirieron conocimientos en la producción y comercialización de la fruta. Esto, con el objetivo de crear a largo plazo beneficios económicos a la población.

Isabel Soraya Escorcia Mejía, del grado once uno, estuvo en el proyecto un año, al igual que su hermana y mamá, dijo: “Me ha encantado porque desde muy chiquita siempre me ha gustado lo que va con la naturaleza y para mí eso es como recordar mi niñez (…) casi toda mi familia ha pasado por acá (…) ha sido como un viaje hacia el pasado porque nosotros venimos de una parte donde se ve la gente trabajando más en el monte que afuera”.

En el tiempo de inicio todos los aliados gestionaron programas de articulación técnica basadas en la evaluación física y química del suelo, la preparación del terreno y construcción de drenajes, así como la compra e instalaciones de distintos implementos para la elaboración de trabajos de mantenimiento del cultivo.

Finalmente, José Francisco Zúñiga manifestó que ahora que el proyecto ‘Sembrando Futuro’ pasa a manos de la comunidad académica de la Institución Educativa Departamental Humberto Velásquez García, se espera que “este sea un nuevo inicio para el colegio, para el cultivo, para que lo aprovechen, pero, sobre todo, que se siga continuando esa labor pedagógica y que puedan mejorar aspectos como producción y generar valor agregado en la comunidad a través del banano”.

Con el área sembrada en manos de la población beneficiaria, se contribuye a la educación productiva de los jóvenes de la Zona Bananera; y se aporta significativamente a la sostenibilidad agraria y seguridad alimentaria de la región.

Paisminero.co / CP- Drummond

Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.